Motor Tecnología

Los Tesla ya no necesitan a los humanos para pedir recambios

Tesla

Los vehículos de Tesla confirman que los coches autónomos hacen cada vez más honor a su nombre. Su sistema ya puede detectar fallos en el coche y solicitar recambios de forma automatizada.

La tecnología para crear coches completamente autónomos va cogiendo forma poco a poco. Tesla es una de las marcas más potentes y conocidas dentro de este sector y sus modelos han recibido una mejora significativa en los últimos días, lo cual ha sorprendido a sus propietarios.

“Se detectó una condición inesperada con el Sistema de conversión de energía en su Model 3. Una pieza de reemplazo se envió previamente a su Centro de Servicio de Tesla preferido”. Este mensaje ha aparecido en algunos coches Tesla mientras los usaban sus propietarios.

El coche había sido capaz de detectar un fallo en su funcionamiento, analizarlo y elaborar un diagnóstico. Pero hay más, al descubrir que necesitaba un reemplazo de una de sus piezas, había solicitado de manera completamente autónoma una pieza nueva para que se mandara al taller de Tesla más cercano.

ETHYKA, el proyecto español que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

La sorpresa llegó a las redes sociales donde la compañía ha confirmado a sus consumidores esta nueva funcionalidad: “Si, nuestros coches nuestros coches pueden controlar ciertos componentes para avisar si necesitan ser reemplazados y pedir piezas antes de su próxima visita al taller”.

Se trata de un nuevo paso hacia la autonomía plena de los vehículos que como bien ha indicado en el tuit la compañía, podría equipararse a saltarse la visita al médico e ir directamente a la farmacia cuando somos capaces de reconocer nuestra dolencia y su respectivo tratamiento.

Esta capacidad de autodiagnóstico recién incluida en los Tesla Model 3 forma parte de los esfuerzos de la marca de coches inteligentes por mejorar los servicios y cuidados de sus vehículos, un objetivo que ya lo anunció a principios de años el propio Elon Musk, CEO de Tesla.

Hasta ahora el sistema de detección de averías dejaba en manos de los conductores la posibilidad de cancelar la solicitud de ayuda, pero los últimos cambios dan un mayor control al vehículo sobre el tema y le hacen más autónomo para decidir si es necesario llamar a la grúa, al taller y si se requiere solicitar una pieza nueva.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com