Tecnología

¿Qué podría ocurrirte si cometes un delito en el espacio?

¿Qué podría ocurrirte si cometes un delito en el espacio?

Aunque hasta la fecha nadie ha sido víctima de un crimen espacial, cabe preguntarse quién tendría jurisdicción sobre delitos como una pelea, contrabando, un asesinato o una violación cometidos en el espacio, lejos de cualquier país de la Tierra.

Aunque ahora quede lejos, son muchos los proyectos que vislumbran desde colonizar Marte al turismo espacial. Si fuera de los límites de nuestro planeta azul se comete algún tipo de delito penal, ¿qué sucedería? Dado que ninguna nación puede reclamar la propiedad del espacio, un experto de la NASA nos da la respuesta.

Al menos hasta el momento, el lenguaje legal para los delitos galácticos sería el Tratado del Espacio Exterior de 1967, tal y como explica el ingeniero e instructor de la NASA Robert Frost, el  En el Artículo VIII del tratado, las naciones que participan en la exploración espacial acuerdan que serán responsables de las acciones del personal a bordo. En otras palabras, si en un transbordador privatizado de China acontece una pelea entre los miembros de la tripulación, China sería la entidad responsable de manejar las repercusiones legales.

La NASA planea construir bases lunares con hongos vivos

Eso varía ligeramente con la Estación Espacial Internacional, o ISS, que alberga a un número de personal de diferentes naciones. En el caso de la EEI, un acuerdo intergubernamental firmado en 1998 exige que el país de origen del infractor se encargue de cualquier investigación o enjuiciamiento. Si la víctima es nacional de otro país, ese país tendrá derecho a preguntar sobre el estado criminal del delincuente e intentar aplicar justicia sobre el asunto.

Suponiendo que la persona que cometa el crimen regrese a la tierra para responder a los cargos, los delitos espaciales se tratarían como si el presunto delincuente estuviera viajando en un país extranjero o en aguas internacionales. Si eres ciudadano español y decides golpear a alguien en el mar o en la Luna, los diversos acuerdos internacionales y leyes nacionales determinarán la tipificación penal y la posible pena a cumplir.

Un punto negro es el de las pruebas, ya que sería imposible revisar la escena del crimen, interrogar a testigos o conseguir evidencias. ¿Sería posible conseguirlas a bordo de una nave espacial o en un planeta distante? Por ejemplo, en el turbulento caso de un homicidio en Marte, la baja gravedad afectará las salpicaduras de sangre y los cuerpos pueden incluso descomponerse a un ritmo diferente al que tienen en la Tierra. Probar que la culpa es de otra persona y no de las condiciones adversas como un traje espacial defectuoso o exposición tóxica a químicos espaciales sería complicado, por no hablar de que el abogado defensor tampoco lo tendría muy sencillo.

Lo más cercano al crimen espacial que la policía ha encontrado aún puede ser un crimen cometido en la Antártida, el continente helado y aislado que no está afiliado a ningún país pero que opera bajo el Tratado Antártico firmado por 54 naciones. En 2018, un investigador ruso en la estación de Bellingshausen en la Isla Rey Jorge atacó y mató a su víctima con un cuchillo en el comedor de la estación. Fue acusado en Rusia, aunque los informes indican que el caso ha sido retirado.

Por otra parte, en 2000, se realizó una autopsia a un astrofísico australiano sospechoso de ser envenenado investigando en Nueva Zelanda. El examen mostró que había ingerido metanol, pero aún se desconoce si lo hizo accidentalmente o si alguien se lo dio.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.