Tecnología

¿Qué pasa si le echas Coca Cola al depósito de combustible de un coche?

coca-cola-Inteligencia-Artificial

Todos sabemos que un vehículo de combustible necesita un tipo específico de gasolina o diésel para funcionar. A veces acepta otro tipo de mezcla, pero el motor de un coche es bastante estricto con este tema. Entonces, ¿qué ocurre si le echamos Coca Cola al depósito de combustible?

A la Coca Cola se le atribuyen todo tipo de milagros: desatasca las tuberías de la cocina, cura el dolor de estómago, limpia metales… Muchos son simples mitos urbanos extendidos gracias a la popularidad de esta bebida. Hay uno que dice que echar un poco de Coca Cola en el depósito de combustible, mejora el rendimiento… ¿Qué hay de cierto? Seguramente ya lo habrás adivinado, pero si quieres comprobar los efectos por tí mismo, el canal de YouTube Garage 54 se ha animado a hacer el experimento.

No es sensato arriesgar un coche nuevo con esta teoría, así que han utilizado un viejo Lada que está más cerca del desguace que de circular por la carretera. Le han echado un litro de Coca Cola en el depósito (además del combustible, claro), y han puesto el motor en marcha… ¿Qué ocurrió después?

Como vemos en el vídeo, el coche ha arrancado con normalidad y ha circulado casi dos kilómetros sin problemas. Pero cuando la Coca Cola comenzó a llegar al carburador, el motor comenzó a fallar y a los pocos segundos el coche se paró de golpe. Ya no lo pudo arrancar, y tuvo que ser remolcado.

Al final ocurrió lo que tenía que pasar: el coche funcionó bien mientras quedaba combustible en el depósito. Cuando la Coca Cola llegó al filtro de combustible del Lada y al carburador, lo lógico es que las mangueras del sistema de combustible también se hayan visto afectadas, y por eso el coche se paró.

Los nuevos sabores de Coca Cola que están arrasando en ventas

La buena noticia, por si alguna vez alguien te echa Coca Cola en el depósito de combustible, es que no produce daños graves en el vehículo. Tan solo hay que drenar el sistema para quitar la Coca Cola, cambiar el filtro, y todo volverá a la normalidad. La moraleja es que nunca hay que creerse los mitos urbanos que circulan por Internet… Aunque hay algunos que sí funcionan. Por ejemplo, echar Coca Cola a los guardabarros para quitar el óxido

Artículo original publicado en Computerhoy

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.