Tecnología

¿Qué es y en qué consiste Misión AIDA?

¿Qué es y en qué consiste Misión AIDA?

Un asteroide se aproxima a la tierra a gran velocidad. La NASA y la Agencia Espacial Europea tienen en sus manos la posibilidad de evitar miles de muertes gracias a la conocida como Misión AIDA, pero ¿sabéis qué es y en qué consiste? Os lo contamos.

De momento, la humanidad no se va a tener que enfrentar a esta difícil situación. Pero sí podríamos vernos ante esta tesitura en el futuro y aunque suene a película de ciencia ficción, dos de las grandes agencias espaciales llevan tiempo desarrollando un plan para proteger al planeta Tierra de un asteroide, es laMisión AIDA, que dentro de unos años veremos en acción.

Se estima que cada varios cientos de miles de años, asteroides de más de un kilómetro de diámetro, capaces de producir catástrofes globales, pasan próximos a la Tierra. Por suerte, la colisión de un asteroide contra nuestro planeta es uno de los desastres naturales más predecibles que hay. Las órbitas de estas grandes rocas espaciales nos permiten calcular con precisión su recorrido y, más o menos, el momento y lugar del impacto, por lo que podemos estar preparados.

Esto es lo que quieren demostrar la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA). Juntas han desarrollado la Misión AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment) y la llevarán a cabo dentro de dos años. Esta misión está compuestas por la Misión DART (Double Asteroid Redirection Test) y AIM (Asteroid Impact Mission), que intentarán desviar de su recorrido a un doble asteroide.

Los 10 logros más grandes de la historia de la NASA

Decimos doble, porque se ha fijado como objetivo el asteroide DiDymos B o Didymoon ya que se trata de una pequeña luna que orbita alrededor de una roca más grande llamada Didymos A, creando un sistema binario.

Ninguno de estos asteroides supone ningún riesgo para la Tierra actualmente, pero las agencias espaciales los utilizarán para demostrar que chocando contra uno de ellos pueden desviar su trayectoria y así protegernos en el futuro.

Este dúo de asteroides se encontrará en el año 2022 a sólo 11 millones de kilómetros de la Tierra, será en ese momento cuando estén lo suficientemente cerca para realizar la prueba. Primero será la nave AIM, fabricada por la ESA, quién irá en 2020 en su búsqueda.

Parte 1: Misión AIM

NASA y ESA

La europea AIM, llegará al sistema binario para estudiar todas sus características, proporcionará imágenes en alta resolución de las superficies de ambos y medirá sus masas y densidades. Para conseguir estos datos, desplegará el módulo de aterrizaje MASCOT-2 y liberará dos pequeños satélites auxiliares CubeSats.

Los resultados serán transmitidos a la Tierra por medio de un láser de ancho de banda alto. Esto supone un récord más, es la primera vez que se lleva tan lejos esta tecnología, los ingenieros quieren superar los límites actuales del láser, utilizándolo como un altímetro láser y una cámara infrarroja durante el tiempo que se esté estudiando el asteroide.

Una vez realizado el estudio en profundidad, todo este despliegue permanecerá con los asteroides a la espera de la llegada de la nave DART, fabricada por los ingenieros de la NASA, que será la encargada de impactar contra Didymoon y desviar su trayectoria.

Parte 2: Misión DART

NASA y ESA

En septiembre de 2022, DART apuntará contra el asteroide más pequeño e impactará contra él dejando un enorme cráter y desviando la órbita de esta roca en un uno por ciento. Parece poco, pero es lo necesario para observar los efectos conseguidos por la misión y evitar que un desvío mayor acabe dirigiendo las dos rocas hacia nuestro planeta.

Para dar en el punto preciso, la nave cuenta con una cámara y un sofisticado software autónomo de navegación que estará enriquecido con los datos enviados por AIM antes de su llegada. Mientras, el conjunto de satélites, módulo y nave de AIM registrarán cada segundo del impacto y confirmarán que la desviación ha sido un éxito.

El papel de España en esta misión

Para que os hagáis una idea de la magnitud que tiene esta histórica misión, sólo en Europa más de 40 empresas de 15 estados diferentes trabajan desde 2011 poniendo a puntos todos los detalles.

Desde España, por ejemplo, la empresa GMV es la responsable del análisis de la misión, desarrollando el subsistema GNC (Guiado, Navegación y Control), así como de una parte importante del diseño de las operaciones. Además, la multinacional española está liderando uno de los cinco estudios que se están realizando con los dos CubeSats de AIM.

Por otro lado, de todos los investigadores seleccionados por el Comité de Dirección de AIDA, uno es español. Se trata del profesor Adriano Campo Bagatin, del Departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal de la Universidad de Alicante.

*Artículo original publicado por Marta Sanz en Computerhoy.com

Sobre el autor

ComputerHoy.com