Tecnología

Michigan quiere prohibir por ley obligar a implantar microchips en los empleados

Michigan quiere prohibir por ley obligar a implantar microchips en los empleados

Los legisladores de Michigan presentan un proyecto de ley que prohibiría a las empresas a implantar microchips a sus trabajadores, salvo que se ofrezcan como voluntarios. El propósito es proteger su privacidad.

En Estados Unidos existen cada vez más compañías que tantean con la idea de etiquetar a sus empleados con chips RFID subdérmicos del tamaño de un arroz, con finalidades como el control o el rastro de la productividad, incrementando la eficiencia pero vulnerando muchos aspectos de la privacidad y adquiriendo numerosos datos personales.

En algunos lugares, los microchips RFID sustituyen a las tarjetas de tiempo, tarjetas de identificación y dispositivos de autorización de seguridad. Algunos pueden incluso equiparse con tecnología de tarjeta de crédito para completar transacciones financieras.

Para evitar estas violaciones flagrantes, se ha planteado un proyecto de ley de Michigan que implica que este tipo de chips solo podrían implantarse de forma voluntaria. Los legisladores quieren asegurarse de que el sector privado respete la privacidad de los empleados.

China presenta el primer chip diseñado específicamente para leer la mente

“Con la forma en que la tecnología ha aumentado a lo largo de los años y a medida que continúa creciendo”, dijo Bronna Kahle, representante del estado de Michigan que patrocinó el proyecto de ley, a ABC NEWS “es importante que los proveedores de trabajo de Michigan equilibren los intereses de la empresa con las expectativas de sus empleados sobre su privacidad”.

Hasta este momento, los implantes que violan la privacidad no son un gran problema en Michigan, pero se quieren establecer protecciones antes de que estallen los conflictos, dado que la demanda de esta clase de dispositivos es creciente y los trabajadores quieren protegerse ante ellos.

Las empresas aún podrían implementar microchips implantados bajo su factura, pero la política tendría que ser voluntaria en lugar de obligatoria. Indiana aprobó recientemente una legislación similar para microchips implantados. El proyecto de ley de Kahle tendrá que pasar al Senado y ser considerado allí antes de ser firmado por el gobernador Gretchen Whitmer.

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.