Debido a la construcción, el turismo, la industria farmacéutica o el cambio climático, dos de cada tres playas del mundo se están quedando sin arena, y es un material cada vez más escaso. Por si te lo estás preguntando la arena de desierto tiene otra composición diferente, y no sirve para la construcción.

OGarden Smart, el jardín inteligente de Kickstarter para plantar 90 frutas y verduras

La cervecera neozelandesa DB Export y la agencia publicitaria Colenso BBDO han encontrado la solución casi perfecta. Han creado una máquina que convierte las botellas de cerveza en arena.

Esta arena se ha utilizado para construir casas, fabricar cemento, y llenar los bunkers de arena de los campos de golf neozelandeses, evitando así extraer arena de las playas. En este vídeo puedes ver la máquina que convierte las botellas de cerveza en arena en funcionamiento:

DB Export Bottle Sand, que es como se llama el invento, utiliza un mecanismo de vacío que convierte una botella de cristal en sustituto de la arena en solo 5 segundos, separando además las impurezas, como pueden ser las etiquetas de la botella. Cada botella de cristal produce alrededor de 200 gramos de arena.

La campaña comenzó hace un par de años, instalando estas máquinas que fabrican arena en bares, oficinas, campos de golf y otros lugares. Además DB Export ha llegado a un acuerdo con la empresa de reciclaje más importante de Nueva Zelanda, para recoger botellas depositadas en contenedores. 3 de cada 12 botellas de cristal del país no se reciclan y se usan como relleno y otras tareas en donde no se aprovechan al máximo. Estas botellas son las que se han usado para obtener arena.

En total se han reciclado 35 millones de botellas de cerveza, con las que se han obtenido 6 millones de kilos de arena que se han empleado para construir casas y fabricar cemento comercializado en tiendas:

Cemento

La idea ha tenido tanto éxito que han recibido peticiones de máquinas desde Japón, y ya se ha llegado a un acuerdo para instalar 500 máquinas en Dubái.

Cualquier idea que implique beber cerveza, va a acabar teniendo éxito. Si además tiene un enfoque ecológico, todo el mundo sale ganando…