Tecnología

Folk, alienígenas y beatboxing: así suena el primer CD compuesto con ayuda de la IA

Componer disco con VR

Las aplicaciones de la IA no pasan solamente por aplicarse al ámbito de la salud, la atención al cliente a través de los chatbots o la automatización del empleo, sino que los algoritmos pueden aportar su granito de arena también a la creación artística.

La IA no sustituirá a la genuina creatividad humana a la hora de acuñar piezas artísticas, pero sí que podrá complementarla, obteniendo como resultado apasionantes y curiosos resultados como el que hoy nos ocupa.

La artista de sonido conceptual y compositora Holly Herndon lanzaba esta semana su nuevo álbum PROTO, inspirado en la inteligencia artificial. Se trata del cuarto larga duración en su carrera musical, con la característica de ser una colaboración entre la propia artista y un sofisticado programa de aprendizaje automático llamado “Spawn”, al que ella denomina su “bebé IA”.

Herndon’s Spawn es una “inteligencia inhumana alojada en un juego de bricolaje para PC de juegos” según una declaración que “pone énfasis en el arte de las canciones alienígenas y las nuevas formas de comunión”. Spawn también aprendió de cientos de personas cómo “identificar y reinterpretar sonidos desconocidos en sesiones de canto grupales de llamada y respuesta en ceremonias de entrenamiento en vivo que tuvieron lugar en Berlín.

Así puede mejorar la Inteligencia Artificial la cerveza

Para la canción “Godmother”, Herndon colaboró ​​con el artista Jlin para que Spawn regurgite los ritmos electrónicos creando un extraño sonido de beatboxing de pesadilla. El vídeo oficial de una canción diferente llamada “Eternal” presenta los aspectos visuales de la IA. Se “construyó a partir de material de archivo procesado desde la perspectiva de una máquina inteligente, analizando y buscando una cara, anhelando una conexión”, según un comunicado de prensa oficial publicado por la cantante.

No quiero vivir en un mundo en el que los humanos están automatizados fuera del escenario”, agregó Herndon. “Quiero una Inteligencia Artificial que haya sido creada para apreciar esa belleza e interactuar con ella”, puntualizaba.

Fuente | Futurism

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.