Motor Tecnología

Este paso de cebra canadiense se levanta para proteger a los peatones

Este paso de cebra canadiense se levanta para proteger a los peatones

A la SaaQ se le ha ocurrido una forma muy original de proteger a los peatones y de paso recordar a los conductores que los pasos de cebra están para respetarlos.

El Código de Tráfico y Seguridad Vial es muy claro al respecto: en los pasos de cebra los peatones tienen preferencia, y los vehículos deben pararse. Pero en la práctica todos hemos sufrido la experiencia de pararnos en un paso de peatones cargados con las bolsas de la compra, o con los niños, mientras los coches siguen pasando sin pararse.

Por lo visto esto es una conducta incívica muy común en Canadá, según explica el siguiente vídeo de La Société de l’assurance Automobile du Québec (SaaQ), la Sociedad de Seguros del Automóvil de Quebec, que aunque parece una compañía de seguros privada, en realidad es una asociación estatal controlada por el gobierno regional de Quebec.

Ahora han tenido una idea es tan original como efectiva, aunque sinceramente dudamos que se llegue a implantar: un paso de cebra que se levanta cuando va a cruzar un peatón, formando una barrera de plástico que protege al peatón y, de paso, obliga al conductor a detenerse.

Como vemos en el vídeo, la barrera contiene un mensaje para que el conductor lo lea cuando se detiene: “Los pasos de cebra protegen a los peatones. Muchas gracias por parar“.

Con sensor de movimiento

La tecnología que hay detrás es bastante sencilla. El paso de cebra es, en realidad, una barrera de plástico que se acciona mediante un sensor de movimiento que detecta cuando un peatón se acerca al borde de la acera para cruzar. Otro sensor comprueba que los coches no están demasiado cerca y, si es así, levanta la barrera. De esta manera se evita el peligro de que la barrera se levante justo cuando esté cruzando un coche, o no tenga tiempo de detenerse.

Es una idea bastante original y muy efectiva pero también un poco peligrosa, y que seguramente conllevaría mucho mantenimiento. Estamos seguros de que muchos peatones malintencionados activarían la barrera solo para fastidiar, o a modo de broma. Y también puede activarse sin querer si un peatón se acerca demasiado al paso de cebra, pero no quiere cruzar la calle.

Por otro lado al ser una barrera de plástico, los vándalos o algún coche con exceso de velocidad, posiblemente acabarían destrozándola.

De momento solo es un prototipo para un anuncio de seguridad vial, pero muchos peatones canadienses han pedido que instalen estos pasos de peatones que se levantan, en las calles de las ciudades.

*Artículo publicado en Topgear.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.