Tecnología

Cómo funciona la app y los códigos QR en China para combatir el coronavirus

códigos qr china

En China apuestan por la tecnología móvil basada en el escaneo de códigos QR y una aplicación para frenar la propagación del coronavirus. La finalidad es el rastreo de contactos, realizando un seguimiento de los que dieron positivo, negativo y los que tienen riesgo de estar expuestos al SARS-COV-2.

La amenaza de un rebrote de coronavirus en diferentes regiones del mundo apunta a medidas como la desescalada paulatina, la monitorización de la inmunidad social a través de test y el uso de la tecnología como principal aliada para frenar la propagación del virus y mapear su expansión. En China una aplicación y el escaneo de códigos QR juegan un papel crítico en la contención de la pandemia, tal y como explica a CNN Xian-Sheng Hua, un experto en IA de salud en el gigante chino de comercio electrónico Alibaba.

El funcionamiento de este sistema inteligente amparado en Big Data es muy sencillo: los ciudadanos chinos tienen que completar sus datos personales, aportando su número de identidad nacional o de pasaporte y número de teléfono. También deben completar un cuestionario sobre el historial de viajes y los síntomas como fiebre, fatiga, tos seca, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea. De esta manera, las autoridades verifican esta información y se les asigna un color, a modo de semáforo, equivalente a su estado de salud actual.

Así, el verde significa que la persona está bien para desplazarse, el amarillo significa que ha estado cerca de alguien que ha estado enfermo y el rojo significa que debe quedarse en casa. Los usuarios con un código rojo deben pasar a cuarentena durante 14 días, aquellos con código ámbar serán puestos en cuarentena durante siete días, mientras que los usuarios con un código verde pueden moverse libremente por la ciudad, según apunta un comunicado emitido por las autoridades de Hangzhou. La asistencia técnica de la aplicación cuenta con la ayuda de ayuda de los dos gigantes de internet del país, Alibaba y Tencent.

El asistente virtual de Tucuvi para pacientes de COVID-19 puede hacer 100.000 llamadas al día

Los críticos argumentan que podría conducir a abusos de poder y a atacar a grupos marginados. Para volver a abrir sus puertas de manera segura, muchas empresas en ciudades chinas están publicando códigos QR de cara al público que los clientes potenciales deben escanear usando su teléfono inteligente. 

“Quiero ir a un restaurante japonés”, explicó la reportera Eunice Yoon en un informe de CNBC de principios de esta semana. “Para ingresar al edificio, no solo tengo que controlar mi temperatura y registrar mi nombre, sino que también tengo que escanear este código QR que muestra dónde he estado en los últimos 14 días”.

Por otra parte, algunos residentes se quejaron de que se les códigos por razones incorrectas, mientras que la propia tecnología experimenta algunos fallos como que algunas ciudades y provincias no reconozcan los códigos de salud de las demás o las constantes quejas de que los autoridades accedan a demasiados datos sobre los usuarios. Los ciudadanos exigen seguridad en el tratamiento de la información y que sus datos personales no se filtren.

No es el único país que ha puesto en marcha aplicaciones por el estilo: Singapur también implementó una aplicación similar de rastreo de contactos el mes pasado llamada TraceTogether, aunque según The Guardian, solamente la ha instalado el 12% de la población. Otro sistema implementado en Moscú requiere que las personas descarguen un código QR para moverse por la ciudad. Primero tienen que registrarse en un sitio web del gobierno y declarar su ruta prevista de antemano. El código QR les da la autorización para salir de la casa.

En Estados Unidos Apple y Google anunciaban recientemente un esfuerzo conjunto para llevar el rastreo de contactos al mundo occidental. Su aplicación de seguimiento está diseñada para decirle si recientemente ha estado expuesto a alguien que dio positivo al aprovechar la tecnología Bluetooth de baja potencia. Wl software está en proceso pero la aplicación tardará meses en llegar. Mientras, países como Alemania y el Reino Unido están trabajando en el lanzamiento de sus propias aplicaciones, auqnue las preocupaciones sobre privacidad podrían retrasar el despliegue.

Fuente | Futurism/CNN

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.