Tecnología

Cenar tarde puede causar aumento de peso y niveles altos de azúcar en sangre

servir cena

Una nueva investigación descubre que la hora de cenar puede desempeñar un papel importante en el aumento de peso. Hacerlo más tarde se relaciona con niveles altos de azúcar en sangre y menor capacidad para quemar la grasa.

Cenar el mismo plato con idéntico número de calorías podría no tener las mismas consecuencias para tu organismo en función de la hora a la que decidas hacerlo. Así lo plantea un nuevo estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism: según sus conclusiones, una cena tardía está asociada con el aumento de peso y los niveles altos de azúcar en la sangre, independientemente de si la comida es la misma que hubieras podido tomar horas antes.

Jonathan C. Jun. profesor de medicina en la Universidad Johns Hopkins y autor del estudio, explicó que el propósito de la investigación era comprender si las comidas tardías en realidad cambian el metabolismo de una manera que promueve la obesidad. Para averiguarlo realizaron ensayo clínico aleatorizado y controlado con veinte personas sanas, diez hombres y diez mujeres, controlando cómo sus cuerpos metabolizaban a cena a las 10 p.m. en lugar de las 6 p.m. Todos los participantes del estudio se fueron a dormir al mismo tiempo: 11 p.m.

Los resultados revelaron niveles de azúcar en la sangre más altos al cenar más tarde, así como una cantidad de grasa quemada más baja, incluso cuando las personas comen la misma comida. Investigaciones previas ya habían demostrado que si comes fuera de fase con el ritmo circadiano normal de tu cuerpo, no metabolizas la glucosa del mismo modo.

Según el estudio, las personas que cenaron tarde mostraron niveles máximos de azúcar en la sangre casi un 20% más altos, mientras que la quema de grasa se redujo en un 10% en comparación con el grupo que cenó antes. “Los efectos que hemos visto en voluntarios sanos podrían ser más pronunciados en personas con obesidad o diabetes, que ya tienen un metabolismo comprometido”, dijo el primer autor del estudio, Chenjuan Gu, investigador postdoctoral en la Universidad Johns Hopkins.

Los 10 alimentos más importantes que debes cenar para dormir bien

Uno de los puntos más interesantes de la investigación fue descubrir que no todas las personas reaccionan a las comidas tardías de la misma forma, puesto que hay pronunciadas diferencias en el metabolismo que las hacen más vulnerables a ellas o no las perturban. Para ello, se utilizaron rastreadores de actividad,  muestras de sangre, estudios de sueño y escaneos de grasa corporal. Los alimentos que consumieron contenían marcadores no radioactivos para medir el metabolismo de las grasas.

Los sujetos fueron sometidos a una intensa monitorización: les sacaron sangre cada hora, su sueño y actividades fueron controladas dos semanas antes de que vinieran al laboratorio y gracias al rastreador de isótopos estable se midio la cantidad de la grasa que comieron que fue quemada u oxidada. 

El estudio proporciona información útil para guiar los hábitos alimenticios y contribuir a la prevención de enfermedades. “Es importante cultivar hábitos alimenticios que aborden no solo factores tradicionales como el contenido y el tamaño de las comidas, sino también el horario de las comidas, puede influir en el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes y enfermedades cardíacas en el futuro”, señala el estudio.

Los investigadores descubrieron que no todos reaccionan de la misma manera, y las personas que estaban acostumbradas a acostarse más temprano tuvieron el mayor aumento de peso de una cena tardía. Los noctámbulos fueron los menos afectados por un cambio en la hora de comer. El estudio representa una fuerte evidencia de que comer una comida tardía provoca aumento de peso, incluso si no aumenta las calorías consumidas.

Los expertos recomiendan consumir un refrigerio saludable a media tarde para contener el apetito de una cena tardía. Además, si esta es demasiado copiosa puede causar pesadez, acidez estomacal, digestión molesta y una mala higiene del sueño.

Fuente | Healthline

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.