Tecnología

Así afectará la cotización por ingresos reales a autónomos y Gobierno

Así afectará la cotización por ingresos reales a los autónomos y al Gobierno

El Gobierno estima que la aplicación de la cotización por ingresos reales supondrá que más de 1 millones de autónomos verá reducirse su cuota, mientras que ATA critica que a otros 700.000 se les incrementará.

La modificación del sistema de cotización para los autónomos supondrá beneficios tanto para los propios trabajadores como para las arcas de la Seguridad Social, según la propuesta que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha entregado a las asociaciones de trabajadores por cuenta propia al inicio de las negociaciones para la reforma de las condiciones de cotización de este colectivo.

El Gobierno prevé que la aplicación de la cotización por ingresos reales supondrá que más de 1 millones de autónomos verá reducirse su cuota, lo que supone casi 1 de cada 3 de los 3,2 millones de cotizantes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), según recoge El Economista. El nuevo sistema implica que quienes se inscriban en el RETA definan su base de cotización según su estimación de ingresos para amparar a los autónomos con menos ganancias.

Sin embargo, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), que participa en las negociaciones con el Ministerio de Inclusión junto a otras asociaciones de trabajadores por cuenta propia, ha estimado que la cotización por ingresos reales supondrá pagar una mayor cuota que la actual para más de 700.000 autónomos, dado que declaran rendimientos de más de 25.000 euros anuales, el tope a partir del que se incrementarán las cuotas.

Por su parte, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha respaldado la propuesta del Gobierno, señalando que “es fundamental que las cotizaciones se regularicen”, de modo que los trabajadores por cuenta propia elijan “libremente entre el mínimo y el máximo que se establezca en los distintos tramos”.

7 de cada 10 autónomos se plantean cerrar su negocio ante un nuevo confinamiento

No obstante, UPTA ha reclamado que esta reforma atienda al principio de justicia contributiva, de modo que “aquel que más gane deberá hacer un mayor esfuerzo de aportación a las arcas públicas”, mientras que ha augurado que “se rebajaría la presión contributiva” para los autónomos que cotizan por encima de sus posibilidades económicas.

Las diferencias entre la postura del Gobierno y la de ATA y las discrepancias entre las asociaciones de autónomos podrían dificultar el diálogo y la posibilidad de alcanzar un consenso sobre los tramos de cotización que se aplicarán con la reforma del RETA. No obstante, el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, estima que el sistema se pueda modificar a lo largo del año y que se regularice un año más tarde, contemplando la devolución de cotizaciones, según El Economista.

La propuesta del ministerio, tal y como se ha desvelado en la prensa en las últimas semanas, contempla que los autónomos con ingresos de menos de 12.000 euros al año seguirán tributando por la base mínima y podrían recibir rebajas de hasta el 50% de lo cotizado, mientras que quienes ingresan hasta 25.000 euros mantendrán su cotización, que se incrementará hasta el máximo de 45.000 euros al año.

Entre los beneficios de este cambio de sistema, además del aumento de la protección social de los autónomos en sus bajas y su jubilación a cambio de aplicar bases de cotización y cuotas más altas, también se destaca el incremento en la recaudación de la Seguridad Social que supondría este nuevo formato, hasta los 11.000 millones de euros anuales, 2.000 millones más de lo que recibe actualmente.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider