Motor Tecnología

5 datos que debes saber si eres víctima de un accidente de tráfico

5 datos que debes saber si eres víctima de un accidente de tráfico

¿Eres víctima de un accidente de tráfico y no sabes qué hacer, dónde acudir o pedir ayuda? Estás son cinco cosas esenciales que deberías tener en cuenta.

Lo primero que debes saber es que no estás solo, y no solo porque ayer se celebrase el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, sino porque literalmente, lo que has sufrido tiene características una epidemia. En 2018, fallecieron 1.806 personas y otras 138.609 resultaron heridas por esta causa.

En todo el mundo, la anterior cifra se eleva a 50 millones y fallecen en accidente 1,2 millones de personas cada año. Así, no es descabellado decir que en este planta anualmente hay 51 millones de víctimas de accidentes de tráfico. Muchas de estas personas habrán de atravesar un proceso de luto para superara la pérdida de un ser querido o de las lesiones que ellos o alguien cercano tendrán como consecuencia del siniestro vial, quizá para siempre.

Según Yolanda Doménech, presidenta de P(A)T y responsable de la comisión de Psicología de la junta directiva de la FEVR (Federation Européen des Victimes de la Route): “Una de las características del proceso de duelo por accidente de tráfico es que se ve suspendido o  interrumpido por el procedimiento judicial. Además hay que tener en cuenta que para facilitar el cierre del duelo es necesario saber la verdad de lo ocurrido”.

Muchas de las víctimas de accidentes de tráfico acuden a su asociación -o a cualquiera de las otras 27 que DGT recoge en su página web– cuando se va a iniciar el juicio. En cada jefatura, Tráfico -y muchas policías locales- tiene una unidad de atención especializada, pero en estas el tratamiento que se procura es primario y tras una primera valoración, es el afectado el que habrá de comenzar, casi siempre solo, un largo proceso de normalización de su nueva situación.

A continuación puedes ver algunas de las cosas que debes saber si eres víctima de accidente de tráfico y que, probablemente, no todo el mundo te vaya a contar.

1. Deberás contratar a un buen abogado

abogado accidente tráfico

Quizá resulte duro pensar que haya profesionales que hacen de situaciones así su medio de vida, pero tampoco los policías, los médicos o los bomberos aparecen en los momentos de felicidad. Sin embargo, hay que ser claro, si has tenido un accidente grave, cobrarás un dinero y, seguramente, vas a terminar necesitando mucho más. Por eso es clave no solo que consigas la mayor indemnización posible.

Si has perdido a un ser querido en accidente de tráfico, debes pedir el certificado de defunción y el de últimas voluntades en el Ministerio de Justicia y obtener un certificado de seguros en el que deberían aparecer todas las pólizas contratadas. Este solo es el comienzo de un toma y daca con las aseguradoras en el que solo la asistencia de un profesional te asegura cobrar todo lo posible ya que, por ejemplo, al cabo del año del siniestro prescribe el plazo para reclamar cualquier cuestión extracontractual, es decir, que no esté recogida en algún contrato.

El abogado percibirá entre el 15 y el 19% del total de lo que cobres, aunque en el caso de las indemnizaciones por incapacidad derivada, que pueden llegar a superar el millón de euros, el porcentaje de la minuta debe ser solo una cantidad prefijada para que no se dispare. Además, los bufetes no solo se hacen cargo de las gestiones, sino también de los gastos como la contratación de un procurador o de un perito de accidentes si llegara a ser necesario.

2. Vía penal y civil, por cuál optar para denunciar un siniestro vial

via penal o civil

Antes de seguir, perdona mi franqueza: lamentablemente, si buscas justicia tras haber perdido un ser querido o haber sufrido lesiones graves en un accidente causado por un delito vial o una imprudencia, seguramente, nunca la vas a encontrar. El motivo es muy simple: no está en las manos de administración de justicia la posibilidad de reparar el daño hecho. Y con las leyes en la mano, aunque en los últimos años se hayan endurecido mucho y cada vez haya más conductores en la cárcel por delitos viales, también es casi imposible obtener una sentencia ejemplarizante.

“Los juicios penales se demoran años y las sentencias casi nunca son satisfactorias para el cliente, por eso nosotros siempre aconsejamos acudir solo a la vía civil”, afirma Ignacio González, del bufete Indemnización por Accidente. El abogado reconoce que en esos casos, el 70% de los asuntos se resuelven con un acuerdo y del resto, un tercio, antes de entrar en sala.

Aunque es evidente que, si has perdido a alguien deberás buscar el mayor resarcimiento posible a través de la depuración de responsabilidades y no solo del dinero. De todo lo anterior, no es de extrañar lo que afirma Yolanda Doménech: “Algunas víctimas califican todo el procedimiento legal como un segundo accidente. Para facilitar el cierre del duelo es necesario saber la verdad de lo ocurrido, sentir que se ha hecho justicia y sentir que se ha reparado el daño, condiciones que a menudo no se cumplen en éstos casos”.

3. ¿Cómo saber si necesitas pedir ayuda?

accidente víctima ayuda

Como recuerdan desde P(A)T, el dolor ante una pérdida provocada por un accidente de tráfico es inevitable y no hay fórmulas para ahorrárselo. El hecho de que sea súbito, convierte este hecho en algo potencialmente traumático, por lo cual es habitual que se genere en la víctima (los familiares siempre lo son) un síndrome de estrés post-traumatico.

Según la directora de P(A)T: “En una primera etapa se vive mucha incredulidad y confusión y uno puede sentir que ya nada tiene sentido, que quiere encerrarse en su casa y no salir nunca más, incluso pueden surgir sentimientos de culpa y deseos de morir. Todas ellas son reacciones normales. El problema viene cuando estas reacciones se alargan en el tiempo convirtiéndose en destructivas o si se acompañan de intentos de autolisis o desembocan en adicciones”.

“El síndrome de estrés post-traumatico presenta sintomatología diversa como insomnio o sueño perturbado con pesadillas, flashbacks (imágenes intrusivas del accidente), pensamientos repetitivos, amnesia disociativa, irritabilidad, etc. Cuando estas reacciones se extienden en el tiempo (más de 6 meses), es importante buscar ayuda profesional para tratar dicho trastorno y evitar que se cronifique”, afirma Yolanda Doménech, que además es psicóloga y miembro del grupo de trabajo de duelo y pérdidas del Colegio de Psicólogos de Cataluña.

4. Tu duelo puede durar años

accidente víctima ayuda

Sobre otras experiencias de pérdida de un ser querido o de una capacidad, las que son a consecuencia de hechos traumáticos como accidentes de tráfico tienen el agravante de que se han producido de una forma súbita que no ha dado tiempo de preparación al que lo sufre. “No hay tiempo de reacción, de despedirse. A parte del hecho de ser una muerte violenta. Otro aspecto es el vínculo que teníamos con la persona que ya no está. ¿Quién era esa persona en nuestra vida?”, afirman desde P(A)T.

Yolanda Doménech concluye a este respecto: “No existe una manera de vivir el duelo, ni un tiempo concreto, pueden ser 3, 4, 5 años. A veces el 2º o el 3º año son peores porque ya no se tiene tanto apoyo de la familia y los amigos como inicialmente.  Hay que tener en cuenta que existen fechas significativas en las que uno se siente más susceptible, como aniversarios, navidad, cumpleaños, vacaciones, etc. Podemos hablar de finalización del duelo cuando se puede hablar del otro sin dolor extremo y la persona vuelve a tener interés por la vida y por su entorno y vuelve a estar ubicada socialmente”.

5. Cuanto más hables de ello, mejor

accidente víctima ayuda

Una de las características de las víctimas de accidente de tráfico es que suelen encerrarse en sí mismas, también por la falta de comprensión de una sociedad en la que pocas personas están dispuestas a escuchar el drama de los demás. Por eso son tan importantes eventos como el Día Mundial en Memoria de las Víctimas de Tráfico, que se celebra el penúltimo domingo de cada mes de noviembre.

A menudo, las personas que tienen la suerte de permanecer ajenas a este fenómeno lo clasifican como accidente. Sin embargo, por desgracia la inmensa mayoría de los siniestros viales son 100% evitables y esto crea una profunda sensación de incomprensión y soledad en los afectados. Hablar de lo que pasó, dar tu testimonio, es imprescindible no solo para buscar tu propia sanación, también para provocar el cambio de hábitos en esta sociedad, que debería ver la movilidad no como un derecho individual, sino como una conquista social y, desde luego, practicarla de una manera más cooperativa.

*Artículo original publicado por Vicente Cano en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.