Seguridad

Primera muerte en el mundo por un ataque de ransomware a un hospital

Primera muerte en el mundo por un ataque de ransomware a un hospital

Una mujer en Alemania murió durante un ataque de ransomware en el Hospital de la Universidad de Duesseldorf. Podría tratarse de la primera muerte directamente relacionada con un ciberataque a un hospital.

El ransomware se ha enarbolado, de un tiempo a esta parte, como la peor ciberamenaza de la década. Aunque existen muchas tipologías según su nivel de complejidad, a grandes rasgos se trata de programas de software maliciosos que infectan un dispositivo y piden dinero en concepto de rescate para su secuestro. Estos sistemas criminales para ganar dinero -y que perpetran su amenaza por canales diversos como webs engañosas, enlaces, emails, SMS o la estafa del CEO, entre otras-, se ceban en estos tiempos con hospitales, ya que los datos médicos constituyen un buen muy valioso.

Esta semana podría haberse registrado la primera muerte de la historia directamente relacionada con un ataque de ransomware: una mujer en Alemania murió durante un ataque de ransomware en el Hospital de la Universidad de Duesseldorf, que no pudo aceptar pacientes de emergencia debido al ataque, por lo que la paciente tuvo que ser trasladada a un centro de atención médica a 32 kilómetros de distancia, tal y como informó la agencia Associated Press.

Un ataque de ransomware amenaza una posible cura contra la COVID-19

El ciberataque no estaba destinado al hospital, según el informe del medio de comunicación alemán RTL, sino que ña nota de rescate estaba dirigida a una universidad cercana. Los atacantes detuvieron el ataque después de que las autoridades les dijeron que en realidad habían cerrado un hospital.

Pese al error, las instalaciones sanitarias son uno de los principales objetivos de los ciberataques, para los cuales la inmensa mayoría de hospitales no se encuentran preparados pese a que la gran mayoría de sus herramientas son dispositivos conectados al Internet de las Cosas o los historiales de los pacientes se encuentren digitalizados en la nube.

Incluso los ataques que tienen como objetivo los datos de los pacientes y no tienen un impacto directo en los dispositivos médicos pueden afectar los resultados de los pacientes: un estudio encontró que la tasa de mortalidad de un hospital por ataques cardíacos aumenta en los años posteriores a una violación de datos. Este problema tiene relación directa con los presupuestos, pues tras la brecha se destinan recursos para actualizar el software o reparar los daños del ataque cibernético.

Los grandes ciberataques, como el ciberataque de WannaCry de 2017, han cerrado los principales sistemas hospitalarios: el propio WannaCry derribó el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, y aunque no se registraron fallecimientos relacionadas directamente con ese ataque, era cuestión de tiempo que aconteciese una desgracia. Por el momento, las autoridades alemanas investigan la muerte de la paciente: si el desvío a otro centro médico fue la causa de su muerte, la policía podría tratar el ciberataque como un homicidio.

Fuente | The Verge

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.