La nueva función de privacidad inicialmente solo estará disponible en España, Irlanda y Corea del Sur y permitirá a los usuarios ver los datos de navegación que la compañía ha recopilado de los sitios web que usan el botón Me gusta de Facebook o las funciones de inicio de sesión.

El usuario podrá elegir activar la opción para “desconectar” la futura actividad de navegación de su cuenta, aunque, de nuevo, esto no evitará que Facebook recopile datos sobre su actividad dentro de la red social.

Esta herramienta puede parecer algo decepcionante para quien esperara una herramienta de borrado real, pero a pesar de ser un tanto descafeinada para el usuario, la nueva función podría ocasionar un impacto significativo en los ingresos publicitarios de Facebook.