Salud

¿Qué beneficios tiene el vinagre y cuál es el tipo más saludable?

¿Cuál es el tipo de vinagre más sano que existe?

Es un ingrediente clave en los aliños de las ensaladas mediterráneas y otros muchos platos. Hablamos del vinagre, un sanísimo condimento con diferentes variedades como la de vino blanco, balsámico, de manzana o de arroz. ¿Cuál es la más sana?

Aunque a algunas personas les desagrada el sabor ácido del vinagre, muchas otras disfrutan de su presencia como condimento imprescindible de numerosos platos. Son muchas las culturas que lo empleaban como tónico y solución ante enfermedades o molestias: el ejército estadounidense lo usaba frente a la neumonía y el escorbuto, mientras que los samurais lo empleaban con su fuerza y potencia. Por su parte, las abuelas lo han usado como remedio casero contra las varices en su forma tópica o como tónico digestivo.

Hoy en día tiene presencia en platos orientales, comidas frías, encurtidos y conservas, ensaladas o salsas para carne. Entre otros beneficios, el vinagre brilla por su alto contenido en polifenoles y su potencial antioxidante ante los radicales libres. Es diurético, beneficioso para el corazón y un gran aliado contra la hipertensión y el colesterol malo. Regula el azúcar en las personas con duabetes tipo 2 disminuyendo la respuesta glucémica y enlenteciendo el paso de los alimentos del estómago al intestino.

8 cosas que nunca deberías limpiar con vinagre

Además, es un desinfectante eficaz, tanto para la limpieza del hogar como a la hora de prevenir la proliferación dentro de nuestro propio organismo de bacterias peligrosas. Su ácido acético acelera el metabolismo y ayuda a regular el peso, contribuye a la sensación de saciedad y previene enfermedades como el cáncer, inhibiendo el crecimiento de células tumorales.

Ahora bien, ¿qué diferencia hay entre los distintos tipos de vinagre? Cada tipo depende de la concentración que tengan de ácido acético en agua -que suele oscilar del 3% al 5%-. La variedad más conocida y usada en España es el vinagre de vino, tanto blanco como tinto: la primera es suave y se usa más para ensaladas y pescados y la de tinto, para salsas y marinados.

Otros de los vinagres que existen son el Jerez, de intenso aroma y acidez justa, el balsámico, cuya variedad más conocida es la de Módena, con más concentración de zumo de uva, dulce y denso, o la de manzana o de sidra, que destaca como potente diurético y es suave, idóneo para ensaladas. El de arroz se usa en países asiáticos como China o Japón, siendo muy emplada para verduras, sushi o algas sazonadas.

Los expertos coinciden en que el vinagre más sano es el vinagre de manzana o sidra, diurético, hipocalórico y con grandes beneficios para la salud, depurativo y digestivo, de sabor suave y con múltiples aplicaciones culinarias. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.