Salud

Los plásticos marinos dañan las bacterias que producen el oxígeno, según un estudio

Los plásticos marinos dañan las bacterias que producen el oxígeno, según un estudio

Ya conocemos algunas de las consecuencias nefastas de la contaminación plástica en nuestros mares, envenenando especies, deteriorando los ecosistemas y mermando la biodiversidad. Ahora, una nueva investigación hace hincapié en cómo puede, literalmente, dejarnos “sin respiración”.

El plástico es una grave amenaza también para el oxígeno que todos los seres vivos precisamos para subsistir. Por primera vez, una investigación muestra cómo una bacteria oceánica común, responsable de producir más del 10% del oxígeno en la atmósfera está negativamente afectada por los químicos que pueden filtrarse de los productos plásticos.

Prochlorococcus es un pequeño género de cianobacterias que se descubrió hace poco más de 30 años. Esta extraordinaria cianobacteria no es solo el organismo de fotosíntesis más pequeño del planeta, sino también uno de los más abundantes. Algunas estimaciones sugieren que existen hasta tres octillones de Prochlorococcus en el océano, donde desempeñan una doble función: garantizar la salud de las aguas oceánicas y generar un considerable volumen del oxígeno que respiramos.

4 supermercados punteros sin plástico

“Estos pequeños microorganismos son críticos para la red alimenticia marina, contribuyen al ciclo del carbono y se cree que son responsables de hasta el 10 por ciento de la producción global total de oxígeno”, ha apuntado Lisa Moore, de la Universidad Macquarie de Australia y coautora de nuevo estudio “Entonces, una de cada 10 respiraciones de oxígeno que respiras es gracias a estos pequeños, pero no se sabe casi nada sobre cómo las bacterias marinas, como el Prochlorococcus, responden a los contaminantes humanos”.

El experimento consistió en recoger dos cepas diferentes de las cianobacterias y bajo  condiciones de laboratorio exponerlas a sustancias químicas que se sabe se filtran de los productos plásticos comunes. Los resultados fueron sorprendentes, ya que los productos químicos impidieron el crecimiento de Prochlorococcus, reduciendo su capacidad de fotosíntesis y alterando la expresión de una gran cantidad de sus genes.

“Nuestros datos muestran que la contaminación plástica puede tener impactos generalizados en el ecosistema más allá de los efectos conocidos sobre los macroorganismos, como las aves marinas y las tortugas”, dice el autor principal del estudio, Sasha Tetu. “Si realmente queremos entender el impacto total de la contaminación plástica en el ambiente marino y encontrar formas de mitigarla, debemos considerar su impacto en grupos microbianos clave, incluidos los microbios fotosintéticos”.

El nuevo estudio señala que los casi dos billones de piezas de plástico que conforman el infame Parche de Basura del Gran Pacífico cruzan un área donde el Prochlorococcus cyanobacterium es más abundante. Además de esto, un estudio reciente reveló que la basura plástica flotante puede filtrar sustancias químicas en el agua del mar en volúmenes lo suficientemente altos como para alterar la actividad de las poblaciones microbianas locales.

La nueva investigación fue publicada en la revista Nature. Un paso fundamental para continuar avanzando hacia una mejor comprensión del impacto de la contaminación por plástico en los océanos, especialmente dentro de esta población de microorganismos de vital importancia en nuestros sistemas marinos.

Fuente | New Atlas

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.