Salud

¿Está relacionada la comida picante con mayor riesgo de demencia?

Conexión entre comida picante y demencia

Numerosas gastronomías del mundo incluyen el picante para agregar sabor y textura a sus platos locales. Sin embargo, y aunque tenga otras beneficiosas consecuencias para la salud, podría tener un vínculo con mayor riesgo de demencia.

La ciencia ha avalado diversas ventajas para la salud propiciadas por el consumo de picante, desde la reducción de la inflamación a la estimulación del sistema inmunológico, la lucha contra el estrés y la depresión gracias a la liberación de endorfinas, la mejora de la circulación o el aumento del metabolismo.

No obstante, recientemente se han investigado posibles desventajas para la salud, especialmente en lo tocante a los pimientos más picantes del mundo -como el Carolina Reaper, que el año pasado provocaron el ingreso de urgencias de un hombre estadounidense tras un concurso de comida-.

Cabe destacar que la investigación previa sobre los efectos potenciales de los chiles en la salud en general ha tenido resultados positivos. Un gran estudio de 2017 publicado en PLOS One, por ejemplo, encontró que comer chiles rojos picantes se asociaba con un menor riesgo de mortalidad. La clave reside en el compuesto conocido como capsaicina, su principal ingrediente activo y que otorga el sabor picante.

Estos son los 5 platos más picantes del mundo

Ahora, los hallazgos de un estudio de cohorte longitudinal en una gran población china sugieren que el consumo constante de una gran cantidad de chile podría acelerar el deterioro cognitivo, aumentando el riesgo de demencia de una persona.

La investigación, presentada mediante un artículo en la revista Nutrients, involucró a 4.582 participantes chinos mayores de 55 años. Mientras que el consumo de chile resultó ser beneficioso para el peso corporal y la presión arterial como en estudios anteriores, en esta ocasión se hallaron efectos adversos en la cognición entre los adultos mayores, tal y como indicaba Zumin Shi, de la Universidad de Qatar y responsable del estudio.

Los investigadores encontraron que las personas que comían más de 50 gramos de chile por día de manera regular tenían casi el doble de riesgo de deterioro cognitivo que las personas que comían menos de esta cantidad de chile. Derivado de encuestas dietéticas, la ingesta de chile incluyó tanto chiles frescos como secos, pero no incluyó el pimiento dulce o la pimienta negra”, mencionan los investigadores en su estudio.

Por otra parte, también se averiguó que aquellos que ingerían una mayor cantidad de chili tendían a tener un ingreso financiero más bajo, así como un índice de masa corporal (IMC) más bajo. También practicaban menos actividad física, en comparación con las personas que comían una cantidad menor de chile.

Además, los investigadores sugieren que las personas con un IMC saludable pueden tener una mayor sensibilidad a la capsaicina que las personas con sobrepeso clínico. La mayor sensibilidad, agrega el equipo, también puede explicar por qué estas personas pueden tener un mayor riesgo de deterioro cognitivo.

Cómo comer picante adecuadamente según los expertos

Otro rasgo que afloró en el estudio es que las personas que comían más chile solían ser más jóvenes que las personas que no comían chile. “No hubo asociación entre el consumo de chile y el IMC o la hipertensión en esta población, y por lo tanto, es posible que las personas mayores en esta población eviten el consumo de chile debido a una enfermedad crónica”.

En torno al nivel educativo, se han señalado significativas diferencias en el consumo de chile entre personas con diferentes niveles de educación. Por ello, se buscarán en otros ensayos adicionales el equipo desea evaluar el vínculo entre el nivel de educación, la ingesta de chile y el riesgo de deterioro cognitivo.

Fuente | Medical News Today

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.