Salud

Los océanos se calientan como si arrojásemos 5 bombas de Hiroshima por segundo

Temperatura récord en el mar

Los efectos del cambio climático se aprecian por tierra, mar y aire. Si desde el espacio se pueden apreciar los terribles incendios que asolan Australia, las profundidades de los océanos revelan el inquietante calentamiento de nuestras aguas.

Una investigación reciente muestra la alarmante tendencia de nuestros oceános: todos los mares del mundo fueron más cálidos en 2019 que en cualquier otro momento en la historia humana registrada. Las aguas son las peor paradas del cambio climático, que absorben la mayoría del calor adicional capturado como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero. Incluso podrían cambiar de color, así como producir menos oxígeno debido a la contaminación por plástico.

La investigación, llevada a cabo por un equipo internacional de científicos que representa a 11 institutos en todo el mundo, se sirvió de una nueva técnica de análisis desarrollada en el Instituto de Física Atmosférica de China, que según los investigadores permitió mediciones de temperatura más precisas que datan de la década de 1950.

Según el análisis del equipo, la temperatura de los océanos en 2019 fue de alrededor de 0.075 ° C (0.135 ° F) por encima del promedio de 1981-2010. Para poner eso en unidades de energía requeridas para generar ese calor, los científicos calculan que el océano ha absorbido 228.000.000.000.000.000.000.000 (228 sextillones) julios de calor.

Esqueletos de coral para medir la acidificación de los océanos

“De hecho, son muchos ceros”, dice Lijing Cheng, autor principal y profesor asociado del Instituto de Física Atmosférica. “Para que sea más fácil de entender, hice un cálculo. La bomba atómica de Hiroshima explotó con una energía de aproximadamente 63,000,000,000,000 de julios”. Dicho de otro modo, la cantidad de calor qu la humanidad ha depositado en los océanos del mundo en los últimos 25 años equivale a 3.6 billones de átomos de Hiroshima- explosiones de bombas.

“Este calentamiento oceánico medido es irrefutable y es una prueba más del calentamiento global. No hay alternativas razonables aparte de las emisiones humanas de gases que atrapan el calor para explicar este fenómeno”, apunta Cheng.

Los científicos también observaron las últimas seis décadas de calentamiento de los océanos, comparando el período de 1955-1986 con los años entre 1987 y 2019. Los datos revelaron que el calentamiento en el período reciente fue un 450% más severo, ilustrando no solo la subida de las temperaturas, sino el aceleramiento del ritmo de este fenómeno.

Según el equipo, más del 90% del calentamiento global desde 1970 ha sido absorbido por los océanos. Esto tiene implicaciones para la gravedad de las tormentas tropicales y el clima, el aumento del nivel del mar y la vida marina. La Gran Barrera de Coral de Australia, que recientemente sufrió una serie de graves eventos de blanqueamiento y grandes extinciones de corales es un ejemplo de cómo el Antropoceno lo está destruyendo todo, y debemos ponerle fin a las emisiones.

“El precio que pagamos es la reducción del oxígeno disuelto en el océano, las vidas marinas dañadas, el fortalecimiento de las tormentas y la reducción de la pesca y las economías relacionadas con el océano”, dijo Cheng. “Sin embargo, cuanto más reduzcamos los gases de efecto invernadero, menos se calentará el océano. Reducir, reutilizar y reciclar y transferir a una sociedad de energía limpia sigue siendo el principal camino a seguir”.

La investigación fue publicada en la revista Advances in Atmospheric Sciences.

Fuente | New Atlas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.