Salud

7 sorprendentes beneficios del frío para tu salud

7 sorprendentes beneficios del frío para tu salud

Todos los seres vivos nos empapamos de nuestro entorno, por lo que factores como la contaminación, la alimentación, el contacto con otros o la temperatura nos afectan. Hoy hablamos de los beneficios del frío para la salud.

“Los veranos vuelan siempre, los inviernos caminan”, dice Charles M. Schulz. Puesto que este fin de semana nos zambulliremos en el otoño y con él, comienza el hemisferio frío de la temporada, queremos contarte todas las ventajas que las bajas temperaturas propician a tu salud. 

7 alimentos saludables que deberías comer este otoño

Si en otras ocasiones en TICbeat abordamos las virtudes de acudir regularmente a la sauna, hacer ejercicio de noche o vivir en equilibrio y armonía con la naturaleza, hoy te contaremos cómo afectará positivamente a tu cuerpo y mente el invierno que está por venir.

7 beneficios del invierno para tu salud

  • Mejora tu capacidad cognitiva: Las temperaturas más frías te otorgan más lucidez, mejoran la toma de decisiones y te permiten abordar tareas más complejas. Así lo atestigua un estudio de 2017 de la Universidad de Stanford, que descubrió que las personas tienen más control y son menos impulsivas cuanto más bajos están los termómetros. El cerebro requiere glucosa para funcionar, pero el cuerpo usa más cuando está caliente para mantener baja la temperatura, dejando menos combustible para razonar y recordar.
  • Quemas más calorías: Cuando hace más frío, tu cuerpo trabaja más duro para mantener su temperatura central, que generalmente es algo inferior a los 37 ° C. Un estudio estadounidense realizado en 2017 con 53 personas mostró que los participantes quemaron un 34% más de calorías mientras caminaban cuando la temperatura oscilaba entre -5 ° C y -10 ° C, que cuando caminaban en días de 10 ° C. Si quieres controlar tu peso o quemar más grasas, prueba a hacer deporte con frío.
  • Combate la diabetes:  La exposición a climas fríos leves puede ayudar a las personas diabéticas al activar su “grasa marrón”, el tejido utilizado para producir calor. También ayuda a absorber el exceso de glucosa en la sangre, mejorando la sensibilidad a la insulina, incluso para las personas que no son diabéticas. Un estudio de 2017 de la Universidad de Toronto mostró que las mujeres embarazadas expuestas a temperaturas frías del aire exterior tenían menos probabilidades de desarrollar diabetes gestacional que aquellas en climas más cálidos.
  • Alivia las alergias: Para aquellas personas que las padecen, este punto resultará una obviedad. Numerosas alergias, especialmente al polen y a determinados tipos de plantas se reducen en los meses más fríos, debido a que existe menos polinización bajo temperaturas bajas. Eso sí, si una persona es alérgica al moho o a la humedad, sus alergias pueden empeorar en invierno.
  • Dormirás mejor: La temperatura central del cuerpo disminuye cuando te estás durmiendo, un proceso que puede durar hasta dos horas en verano, pero que resulta mucho más rápido en invierno. Además, anochece antes y los días son más oscuros, algo que incentiva la segregación de melatonina.
  • Ayuda a prevenir infecciones: Aunque puedas pillar más virus y resfriados durante el invierno, los estudios han demostrado que el sistema inmunitario puede activarse con temperaturas más frías, lo que mejora nuestra capacidad para evitar infecciones.
  • Fortalece tu corazón: En climas fríos, el corazón trabaja más durante los períodos de esfuerzo físico para bombear sangre y mantener la temperatura corporal.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.