Salud

7 mitos sobre el coronavirus que no deberías creerte

7 mitos sobre el coronavirus que no deberías creerte

Parece que en estas últimas semanas no se habla de otra cosa que del coronavirus, un virus surgido en China que se ha expandido a otros países del mundo. Sin embargo, existen numerosos mitos en torno a que no deberías creerte.

El coronavirus copa todas las portadas en los tiempos que vivimos, generando en la población un terror muy superior a su alcance y una gran alarma social que ha propiciado que se agoten las mascarillas o que suba el precio del jabón desinfectante. La economía mundial ya se está resintiendo del avance de este virus, afectando a productos tecnológicos, a los valores en bolsa o a las aerolíneas, que perderán unos 27.000 millones de euros por el impacto de la enfermedad.

Murciélagos, serpientes, civetas… ¿de dónde ha salido el nuevo coronavirus?

En primer lugar, deberías saber que los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a los animales, aunque en casos como el actual, tienen la capacidad de transmitirse a las personas. El nuevo coronavirus se llama SARS-CoV-2 y la enfermedad causada por él se llama COVID-19. Los síntomas más comunes incluyen fiebre, tos, y sensación de falta de aire, mientras que en algunos casos se registran problemas digestivos como diarrea y dolor abdominal.

Los casos más graves experimentan neumonía, dificultad respiratoria, fallos renales o muerte. Sin embargo, los fallecimientos se vinculan a personas ancianas, inmunodeprimidas o con problemas pulmonares y de corazón. 

Datos sobre el coronavirus

Crédito: Ministerio de Salud

Combatiendo la desinformación, repasamos algunos falsos mitos que circulan sobre el coronavirus y que no deberías creerte, desmentidos por organismos como la Organización Mundial de la Salud. Las curas milagrosas y productos anunciados a través de mensajería instantánea o redes sociales suelen obedecer a fake news o responder a intereses espúreos.

Falsos mitos sobre el coronavirus que pululan en la actualidad

  • Los secadores de manos pueden acabar con él: La OMS desmiente este bulo y recuerda que la mejor manera de protegerse contra COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia o limpiarlas con un desinfectante para manos a base de alcohol, secándolas bien con toallas de papel o un secador de aire caliente.
  • Las lámparas de desinfección ultravioleta destinadas a matar microbios pueden protegernos: Usadas en lugares como quirófanos o laboratorios, estas jamás deben emplearse para esterilizar las manos o la piel en general, ya que pueden causar irritación. Cabe destacar que otro falso mito es el que afirma que los escáneres térmicos son efectivos para detectar personas infectadas, ya que solamente detecta fiebre alta, y no a todas las personas infectadas sin síntomas -que tardan en aparecer entre dos y diez días-. Por otra parte, la común gripe también causa síntomas similares al COVID-19, incluida la fiebre.
  • Es posible matar el virus rociando alcohol o cloro en todo el cuerpo: Si bien rociar alcohol y cloro es un excelente método para desinfectar las superficies, e incluso usar un desinfectante para manos a base de alcohol puede ayudar a mantener sus manos limpias, el uso de productos químicos en todo el cuerpo no matará el virus si ya estás infectado. De hecho, pulverizar estas sustancias estropea la ropa y puede perjudicar a tus membranas mucosas. 
  • No es seguro recibir una carta o un paquete de China: Totalmente falso, según confirma la OMS. Recibir un paquete de China no implica ningún riesgo de contraer el nuevo coronavirus. De hecho, según análisis anteriores se sabe que el virus no sobrevive tiempo en objetos como las cartas. Pese a ello, el comercio asiático ha sufrido graves pérdidas en lo que va de año. Cabe destacar que este pensamiento perpetua la estigmatización de las poblaciones asiáticas.
  • Las mascotas pueden transmitir el nuevo coronavirus:Aunque los animales Si bien las mascotas pueden transmitir ciertas formas de coronavirus, la OMS confirma que, actualmente, no existe evidencia de que los animales domésticos puedan infectarse o propagar el nuevo coronavirus. Eso sí, el lavado de manos debe ser frecuente ya que a través de los animales sí pueden transmitirse bacterias comunes como E. coli y Salmonella.
  • Se puede prevenir la infección enjuagando la nariz con solución salina: Esta solución destinada a recuperarse del resfriado común no previene infecciones respiratorias. Tampoco las vacunas contra la neumonía, otro falso mito en circulación, curan el coronavirus. Por el momento no existe ninguna vacuna para este virus específico. Eso sí, aunque las vacunas contra la neumonía y otras no sean efectivas contra COVID-19, la OMS sugiere vacunarse contra las enfermedades respiratorias para protegerse de esas enfermedades específicas.
  • Comer ajo crudo puede ayudarte: El ajo es una planta con excelentes propiedades como las antimicrobianas -entre sus beneficios destaca la protección contra el cáncer-. Pese a ello, no existe ninguna evidencia científica de que te proyeja contra el brote actual de coronavirus.

Fuentes | Health | Ministerio de Salud

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.