Salud

7 cosas que puedes cocinar rápido con un bote de garbanzos

11 cosas que puedes cocinar rápido con un bote de garbanzos

¿Estás buscando ideas culinarias rápidas, curiosas y nutritivas? Introduciéndonos en el mundo de las conservas, estas son 7 recetas que puedes preparar usando un económico bote de garbanzos.

Si te has olvidado de dejarlos a remojo o no tienes tiempo para tener la olla al fuego al menos dos horas y media en busca de un delicioso potaje, los garbanzos cocidos son una opción barata, sana y deliciosa que te sacará de un apuro y que además, destaca por su versatilidad para preparar múltiples platos y recetas rápidas.

El secreto que no sabías sobre el líquido de los botes de conserva

Los garbanzos son una gran fuente de proteínas de alto valor biológico. Esta legumbre también es rica en fibra, potasio, vitamina C y vitamina B-6, selenio y antioxidantes. Son muy recomendables para tu dieta, ya que cuidan el corazón y el sistema digestivo, reducen la presión arterial, ayudan a controlar el peso, tienen componentes anticancerígenos y antiinflamatorios y son estupendos para los huesos.

¿Qué platos puedes preparar con un bote de garbanzos? Te damos algunas ideas.

7 recetas que puedes hacer con un bote de garbanzos

  • Hummus: Este plato tan típico de Oriente Medio se trata de una pasta de garbanzos a la que se incorpora zumo de limón, pasta de semillas de sésamo -tahini-, y aceite de oliva,  además de ajo, pimentón, aceitunas, pan de pita o vegetales frescos. Puedes incorporarle remolacha, aguacate, calabaza, olivas de kalamata, pimientos asados o lentejas para ampliar la gama de sabores. En este artículo te chivamos todos los beneficios del hummus para tu salud.
  • Curry de garbanzos: Para preparar un buen curry necesitarás tus verduras preferidas como zanahoria, cebolleta, puerro, pimiento o setas, leche de coco y especias: cúrcuma, comino, jengibre, pimentón, ajo en polvo, cilantro… los garbanzos pueden ser tu fuente de proteína de la receta. 
  • Albóndigas de garbanzos y arroz: Puedes preparar hamburguesas vegetales con una taza de arroz cocido, una taza de garbanzos y media taza de harina. Solamente tienes que preparar una masa añadiendo tus especias favoritas, hacer bolitas con las manos y una salsa a base de un buen sofrito, vino blanco y tomate.
  • Garbanzos con espinacas: Ajitos, espinacas lavadas y un bote de garbanzos. Mézclalos y en unos minutos tendrás este delicioso salteado rico en hierro, vitaminas y proteína. 
  • Snacks al horno: Escurre y lava bien tus garbanzos y mételos al horno unos 45 minutos sazonados con diferentes especias como pimentón, curry, pimienta negra, chile, comino, ajo y cebolla en polvo o perejil, un poquito de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Tendrás un aperitivo riquísimo, fácil y crujiente.
  • Ensalada de garbanzos: Tanto los garbanzos como las lentejas son ideales para hacer ensaladas con tus ingredientes preferidos: brotes, germinados, frutos secos, quesos, vegetales de hoja verde, col lombarda, espárragos, tomate, zanahoria, aguacate… prepara un aliño rico como ua vinagreta o salsa de yogur, pica hierbas frescas y a disfrutar.
  • Crema de garbanzos: Al igual que preparas cremas de verduras. Pica cebolla, apio, calabaza y puerro -o calabacín, tomate y las hortalizas de tu antojo-, dóralos a fuego medio e incorpora los garbanzos. Puedes añadir comino, canela y pimienta. A modo de tropezones puedes incorporar picatostes, frutos secos picados o aguacate y sésamo negro.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.