Salud

5 beneficios del sarcasmo, según la ciencia

5 beneficios del sarcasmo, según la ciencia

El sentido del humor es uno de los principales salvavidas para afrontar los problemas vitales pero además, el sarcasmo conlleva múltiples ventajas para el cuerpo y la mente, avaladas por diversos estudios científicos. Te las contamos.

«Disculpen el polvo» o «Si estás leyendo esto es que estás encima de mí», fueron algunos de los epitafios pensados por la autora y humorista Dorothy Parker. Ambos son exquisitas muestras de sarcasmo, un rasgo asociado al lenguaje y al sentido del humor que únicamente poseemos los humanos.

6 increíbles beneficios para la salud de comer setas en otoño

Poner en práctica la ironía, el humor mordaz o el ingenio tiene ventajas revisadas por estudios científicos. Esa manera de usar el lenguaje expresando lo contrario a lo que uno quiere decir puede ser útil en tu trabajo, para tu imaginación o en tus relaciones con los demás. Si en otras ocasiones repasábamos los beneficios de la risa, hoy le toca el turno al sarcasmo.

5 beneficios de usar el sarcasmo

  • Los chistes generan más confianza en el trabajo: En un artículo de 2016 publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, los investigadores evaluaron a los adultos sobre sus respuestas a algunos comentarios sinceros sobre compañías ficticias de alimentos para mascotas y viajes, entre otros temas. Aquellos que usaron el humor de forma exitosa fueron percibidos como más competentes y merecedores de confianza. El humor en sí mismo es un riesgo, ya que antes de contar un chiste, especialmente a las personas que no conocemos bien, es difícil saber con certeza si el público lo encontrará divertido y apropiado.
  • El sarcasmo mejora la creatividad: En un documento de 2015 investigadores procedentes de escuelas de negocios como Harvard o Columbia defendieron el sarcasmo que facilita el pensamiento creativo. En una serie de experimentos, los participantes dieron o recibieron respuestas positivas, neutrales o sarcásticas con un compañero. Aquellos en los grupos sarcásticos se desempeñaron mejor en tareas creativas, como la resolución de problemas en papel. La razón es que tanto detrás de la construcción como de la interpretación del sarcasmo se encuentra el pensamiento abstracto, un precursor cognitivo clave para el pensamiento creativo: se atraviesa la distancia psicológica existente entre el significado declarado y el significado a través del pensamiento abstracto.
  • Puede hacer más agradables las críticas: En un artículo de 2016 publicado en el Journal of Speech, Language and Hearing Research, la coautora Melanie Glenwright, profesora asociada de psicología en la Universidad de Manitoba, examinó cómo los adultos y los niños interpretaron comentarios sarcásticos. Las reacciones generalmente agradables de los adultos a la crítica indican que puede envolverse en un comentario divertido que reduce la posibilidad de que el oyente se sienta ofendido. El empleo del lenguaje indirecto permite hacer críticas constructivas de forma menos severa.
  • Refuerza los vínculos sociales: Cuando transmitimos una observación humorística y alguien está de acuerdo con ella, estamos fortaleciendo nuestro vínculo con esa persona, según Glenwright, la autora del citado artículo anterior. “El sarcasmo mejora el vínculo social entre el hablante y el destinatario. También se puede usar para transmitir humor y jocosidad que pueden mejorar el estado de ánimo tanto en el hablante como en el destinatario”, apunta la autora.
  • La persona parece más inteligente: El sarcasmo y el humor comparten un rasgo común: requieren un pensamiento creativo que se despliegue rápidamente para analizar una situación. Decir algo que es divertido y apropiado es difícil implica reconocer una oportunidad para el humor y generar o recordar rápidamente una respuesta divertida. Hacerlo con éxito implica inteligencia y otorga éxito social.

Fuente | Mental Floss

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.