Salud

3 de cada 4 ingresados por COVID-19 todavía tienen algún síntoma medio año después

3 de cada 4 ingresados por COVID-19 todavía tienen algún síntoma medio año después

Más de tres cuartas partes de las personas hospitalizadas con COVID-19 siguen padeciendo algún síntoma seis meses después, según revela una nueva investigación publicada en la revista The Lancet.

Un nuevo estudio científico realizado a cientos de pacientes en la ciudad china de Wuhan, primer epicentro de la pandemia de coronavirus, se trata de una de las pocas investigaciones hasta el momento que rastrea los síntomas a largo plazo de la infección por COVID-19. Una de las principales conclusiones es que medio año después, más de tres cuartas partes de los pacientes hospitalizados siguen padeciendo algún síntoma de la enfermedad causada por el SARS-COV-2. 

Los síntomas persistentes más comunes son la fatiga o la debilidad muscular, seguidos de las dificultades para dormir. Bin Cao, médico del Centro Nacional de Medicina Respiratoria y principal autor del estudio, destacó la necesidad de atención continua y seguimiento después del alta para los pacientes, especialmente aquellos que hayan padecido infecciones graves. Es importante “realizar estudios de seguimiento más prolongados en poblaciones más grandes para comprender el espectro completo de efectos que el COVID-19 puede tener en las personas”, agregó.

El nuevo estudio incluyó a 1.733 pacientes con COVID-19 dados de alta del Hospital Jinyintan en Wuhan entre enero y mayo del año pasado. Los pacientes, que tenían una edad promedio de 57 años, fueron visitados entre junio y septiembre y respondieron preguntas sobre sus síntomas y calidad de vida relacionada con la salud, además de ser sometidos a exámenes físicos y pruebas clínicas de laboratorio.

¿Es posible contagiarse de coronavirus yendo al váter?

Tras estudiar los resultados, los investigadores hallaron que el 76% de los pacientes que participaron en el seguimiento (1.265 de 1.655) dijeron que todavía tenían síntomas. El 63 por ciento informó fatiga o debilidad muscular, mientras que el 26% tenía problemas para dormir. El estudio también examinó a 94 pacientes cuyos niveles de anticuerpos en sangre se registraron en el punto álgido de la infección como parte de otro ensayo. Al ser reexaminados medio año después, sus niveles de anticuerpos neutralizantes fueron un 52,5% más bajos.

Este último dato genera dudas acerca de la posibilidad de reinfección por COVID-19, aunque requiere más investigación y muesttras de mauor tamaño. En un artículo también publicado en The Lancet, Monica Cortinovis, Norberto Perico y Giuseppe Remuzzi, del Istituto di Ricerche Farmacologiche Mario Negri IRCCS de Italia, dijeron que había incertidumbre sobre las consecuencias para la salud a largo plazo de la pandemia. “Desafortunadamente, hay pocos informes sobre el cuadro clínico de las secuelas del COVID-19”, señalan estos autores.

Nuevas investigaciones a largo plazo -varias de ellas realizadas en EE.UU y Reino Unido- arrojarán luz para mitigar los efectos a largo plazo largo plazo en múltiples órganos y tejidos. Puedes acceder al estudio completo en el siguiente enlace.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.