Salud

15 remedios naturales para combatir la presión arterial alta

Remedios naturales para la hipertensión

Tanto si padeces hipertensión como si quieres prevenir el riesgo de sufrir este problema cardiovascular, repasamos algunos de los sencillos remedios naturales avalados por la ciencia que puedes seguir.

La presión arterial alta es un factor de riesgo para múltiples enfermedades y complicaciones que van mucho más allá de una cardiopatía. Deteriora las arterias estrechándolas y restándoles elasticidad, pude provocar aneurismas, infartos, enfermedades coronarias, insuficiencia cardíaca y accidentes isquémicos, así como demencia, insuficiencia renal, neuropatía óptica, disfunciones sexuales y problemas para dormir.

6 alimentos verdes que te ayudarán a bajar de peso

Y no, para reducir la hipertensión no basta con aplicar el consabido consejo de retirar la sal de la dieta, sino que este paso es solo el comienzo. A continuación, repasamos algunos de los remedios naturales más exitosos, y con beneficios comprobados por la ciencia, para mantener la tensión arterial estable.

15 remedios para reducir la tensión arterial

  • Camina regularmente: El ejercicio tiene la llave para proteger tus arterias del año de la hipertensión. Un estudio australiano publicado en la revista Hypertension descubrió que una caminata matutina de 30 minutos puede ser tan efectiva como los medicamentos para reducir la presión arterial durante el resto del día. Por tanto, ha llegado la hora de abolir la vida sedentaria y ponerte a andar. ¡Nunca mejor dicho!
  • Alimentos con potasio: El potasio es un nutriente con gran capacidad para disminuir la presión arterial, según la Asociación Estadounidense del Corazón. Se recomienda consumir 4,7 gramos recomendados por día. Entre los alimentos ricos en potasio destacan los aguacates, plátanos, melones, batatas, espinacas, salmón o lentejas.
  • Pimienta molida y otros sabores: A menudo se recomienda reducir la sal para reducir la presión arterial. Esto podría hacer que la comida tenga un sabor suave durante unos días, pero la pimienta tiene mucho sabor para que sus papilas gustativas no se pierdan la sal. Los sabores fuertes como el ajo, la albahaca y el limón también pueden ayudar a reemplazar la sal y entrenar la lengua para dejar de desear todo ese sodio. Lo bueno es que dichas especias contienen numerosas propiedades medicinales.
  • Ten un kit para monitorizar la presión arterial en casa: Este consejo es especialmente relevante para las personas que pertenecen a grupos de riesgo o que tienen la presión arterial alta. De esta manera, midiéndose la presión en casa y detectando anomalías podrán pedir cita en el médico.
  • Menos coche y más pasos al día: Aparcar más lejos de la puerta cuando va a trabajar o ir de compras o desdeñar el ascensor y subir por las escaleras son algunos de los trucos que pueden ayudarte a fortalecer la salud de tu corzón y caminar más pasos al día. El efecto sobre la mortalidad parece estabilizarse tras 7.500 pasos diarios, mientras los beneficios ya se observan después de 4.400.
  • Come semillas de lino: Consumir cuatro cucharadas de linaza puede disminuir la presión arterial sistólica en mujeres posmenopáusicas que tienen antecedentes de enfermedad cardíaca, según halló un pequeño estudio publicado en el Journal of Nutrition. Las semillas son ricas en ácidos grasos omega-3, que también podrás encontrar en los siguientes alimentos.
  • Aumenta el consumo de té: Una amplia investigación, que incluye un estudio chino de más de 4.500 adultos publicado en el Journal of Nutrition, Health and Aging, muestra que el té contribuye a la disminución de la presión arterial.

  • Practica regularmente la meditación: Según una completa revisión de estudios publicados en el International Journal of Hypertension, la meditación parece producir reducciones pequeñas pero significativas en la presión arterial, ya sea por sí sola o en combinación con medicamentos. La misma revisión encontró que la meditación trascendental y la reducción del estrés basada en la atención plena pueden producir reducciones clínicamente significativas en la presión arterial sistólica y diastólica. En este artículo te aportamos algunas claves para empezar a meditar.
  • Disfruta del chocolate negro: Como hemos señalado en múltiples ocasiones, el chocolate negro es rico en flavonoides, particularmente un subtipo llamado flavanoles que está asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Se ha demostrado que los flavanoles apoyan la producción de óxido nítrico en el revestimiento celular interno de los vasos sanguíneos que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar el fluj, reduciendo así la presión arterial, según datos de Harvard. Una onza al día con el 70% de cacao es lo ideal. También te ayudará a prevenir la diabetes.
  • Mimos de tu pareja: Una de las formas más fáciles de mejorar tu salud también es una de las más divertidas: la investigación muestra que besar, abrazar, acurrucarse y tomarse de las manos puede disminuir la presión arterial, ayudarte  a perder peso, combatir enfermedades y más.
  • Merienda albaricoques secos: Los albaricoques secos son ricos en potasio. De hecho, una porción proporciona más de un tercio de sus necesidades diarias de este mineral saludable para el corazón, que alivia la tensión en las paredes de los vasos sanguíneos para ayudar a reducir la presión arterial. Durante el proceso de secado, aumenta la concentración de potasio, betacaroteno, fibra y hierro de los albaricoques, que ayudan a su sistema circulatorio.
  • Duerme con tapones:  La investigación muestra que estar expuesto al ruido, incluso mientras duermes, puede aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Por ello, organizaciones de la talla National Sleep Foundation recomienda usar tapones para los oídos por la noche, especialmente si vives en un ambiente ruidoso o pasan coches por tu calle.
  • Adopta a un peludo: Numerosos estudios han demostrado que convivir con un animal mejora la salud, y la American Heart Association enfatiza que la presión arterial baja es uno de los beneficios.
  • Evalúa tus hábitos de sueño: La apnea obstructiva del sueño es una causa reconocida de presión arterial alta. De hecho, aproximadamente la mitad de las personas que tienen apnea del sueño también tienen presión arterial alta, según un documento publicado en Hypertension.
  • Encuentra el sodio escondido en la dieta: Necesitamos solo 500 mg al día de sodio para que el cuerpo realice funciones vitales, una cifra que muchas personas multiplican por siete. Revisa la composición de cereales para el desayuno, aderezos para ensaladas, sopas, conservas y tortillas, detectando cuáles son los mejores alimentos bajos en sodio que puedan reemplazar estos alimentos.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.