Salud

10 signos que alertan de que tu perro está deprimido

10 signos que alertan de que tu perro está deprimido

Es tu mejor amigo, y aunque no pueda hablar, es capaz de comunicarte su estado de ánimo con su apetito, su mirada o sus movimientos. Estos son algunos de los síntomas que alertan de que tu perro está deprimido.

Los perros son animales fieles y sensibles que mejoran tu nivel de vida, te brindan apoyo emocional, potencian tu estado de ánimo e incluso son beneficiosos para tu corazón. Estos compañeros de camino pueden, al igual que tú, experimentar depresión y mostrarlo a través de determinados síntomas. 

11 consejos para viajar con tu perro, según una veterinaria

Es fundamental reconocer estos signos de depresión canina y acudir a un especialista veterinario para descartar otros problemas de salud, como dolor o enfermedad de la tiroides.  Para que tu peludo amigo esté más feliz es fundamental que tenga compañía, juego y afecto, que practique ejercicio y reciba luz del sol, acceda a una dieta más saludable y reciba atención adicional para levantar su ánimo.

10 signos de que tu perro padece depresión canina

  • Ignora el juego: Si sus niveles de energía han bajado considerablemente y el tiempo de juego o deporte ya no lo entusiasman tanto bruscamente, deberías estar alerta.
  • Ha perdido el interés en sus actividades favoritas: Si el juego favorito de tu perro era correr tras una pelota de tenis o todos los días esperaba a tu hijo en la puerta al salir del colegio pero en cambio, no se quiere mover de cama, podría estar deprimido.
  • Deja gran parte de la comida: La pérdida del apetito, sobre todo si le das golosinas húmedas o su plato favorito, es un síntoma notable de depresión. Presta atención a la posible pérdida de peso. 
  • Duerme más de lo habitual: Cada animal es diferente, por lo que no hay una cantidad única de horas de sueño que indique la depresión canina. Lo importante es reparar en el cambio repentino en los hábitos de sueño. 
  • Un ser querido ha fallecido: Los perros también pasan por un período de duelo que se no puede acelerar y echan de menos a la persona que tanto los acompañaba. Es fundamental consolarlo, ser sensible a sus necesidades y darle cariño y caricias extra mientras se acostumbra a la pérdida.
  • Pasa mucho tiempo dentro de casa:  Los perros necesitan espacio para correr y pueden entristecerse ante el encierro y el excesivo número de horas en el interior. Largos paseos por el parque, brisa y la luz del sol le harán recuperar su libertad y por ende, la energía. 
  • Muestra comportamientos agresivos repentinos: Un perro con depresión puede comenzar a romper el sofá o gruñir cuando lo tocas. Especialmente si jamás anteriormente ha mostrado esa conducta, podría ser un signo de alerta.
  • Se siente solo: Si por tu trabajo tu perro está mucho tiempo en casa sin ningún tipo de compañía, podría deprimirse, ya que es un ser social. Pide a familiares y amigos que lo visiten e invierte todo el tiempo posible en su compañía.
  • Constantes mudanzas: Cuando se produce un cambio de domicilio, es habitual que el cambio sea difícil para tu perro. Necesita tiempo, atención y cuidados para su adaptación a este nuevo entorno.
  • Se lame constantemente: Los animales no solo se lamen para limpiarse sino que esta acción también los ayuda a sentirse mejor. Aunque no es un síntoma común de la depresión del perro, podría ser una conducta compulsiva para tranquilizarse ante la ansiedad.

Fuente | Reader´s Digest

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.