Amparados por el anonimato que proporciona la red, los ciberdelincuentes utilizan sofisticadas técnicas de suplantación de identidad para montarse tiendas online y demás “chiringuitos” fraudulentos con el único ánimo de ganarse la confianza de los usuarios para hacerse con su dinero y desaparecer sin dejar rastro, dejando al usuario sin dinero y sin el producto que supuestamente había comprado.

A pesar de los esfuerzos de los gestores de las distintas plataformas de venta de productos nuevos o de segunda mano, los ciberdelincuentes se las ingenian para saltarse los controles y hacer sus fechorías.

En este caso, la única herramienta útil para evita las estafas es usar el sentido común y estar alerta a los comportamientos sospechosos incluso en entornos de comercio legítimo como Amazon, eBay o AliExpress. Para ayudarte a conseguirlo, estos son algunos trucos poco conocidos para que no te timen por internet.

Protege tus compras con una plataforma de pago seguro para el usuario

En cierta forma, la compra por Internet consiste en pagar por un producto con antelación, para terminar recibiéndolo al cabo de unos días en el mejor de los casos.

Esto no ofrece ninguna garantía al usuario sobre si finalmente va a recibir su producto o no, poniendo en riesgo su inversión e incurriendo en una estafa en toda regla.

10 puntos para evitar una estafa en tu alquiler vacacional por Internet

Por este mismo motivo, uno de los mejores trucos para hacer pagos en Internet de forma segura es utilizar un sistema de pago intermediario como por ejemplo PayPal.

Con este sistema intermediario, el usuario paga el importe de su compra a través de la plataforma. Cuando el comprador lo recibe, PayPal completa la transacción enviando el dinero al vendedor. Si este último paso no se realiza o el producto que se recibe no es el esperado, el usuario tiene derecho a reclamar que le devuelvan su dinero y la plataforma abre una disputa entre ambas partes que, en caso de demostrarse como una estafa devolverá el importe de la compra al vendedor.

¿Vas a vender algo por Internet cuidado con el método de pago?

Si te encuentras en el caso contrario y lo que quieres es vender un producto en Internet, también debes poner especial atención al método de pago que eligen tus potenciales compradores.

Evita a toda costa las transferencias bancarias ya que este modo de pago ofrece al comprador un periodo de desestimación en el que puedes anular una transferencia incluso días después de haberla realizado.

Esto deja la puerta abierta a la comisión de un delito camuflada como picaresca, que comienza con una compra de un determinado producto del cual se realiza una transferencia bancaria y envía un comprobante justificando la operación.

El vendedor, convencido de que el pago se realizado correctamente realiza el envío, y es en ese momento cuando el comprador retira la transferencia y su banco le devuelve el importe.

De esa de forma, el comprador ahora tiene un dinero que no le corresponde y en breve recibirá el producto que el vendedor le acaba de enviar. Un timo en toda regla que podrías evitar eligiendo el método de pago adecuado.