Innovación

Este es el tiempo que el coronavirus permanece en distintos materiales

Este es el tiempo que el coronavirus permanece en distintos materiales

Una reciente investigación realizada en Estados Unidos revela cuánto tiempo dura el coronavirus sobre materiales como aerosoles, metales o plástico. El virus es estable durante varias horas o días en aerosoles y diversas superficies.

Lavarse las manos de forma adecuada con jabón durante al menos cuarenta segundos, tener gel desinfectante a mano por si tienes que salir a por bienes de primera necesidad, desinfectar las superficies del hogar o quedarse en casa hasta que finalice el estado de alarma son algunas de las directrices básicas para contener el avance de los contagios coronavirus. 

Hasta ahora se cernían muchas dudas sobre el tiempo que el virus del COVID-19 permanece sobre objetos inanimados. Un estudio que acaba de ver la luz eb The New England Journal of Medicine, publicado por un equipo de científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Universidad de California en Los Ángeles y la Universidad de Princeton en EE UU, tiene algunas respuestas para ello.

Para desvelar esta incógnita, los responsables del estudio han reproducido qué pasa cuando una persona contagiada deposita el coronavirus sobre materiales cotidianos del hogar y los hospitales, como puede ocurrir al toser o tocar objetos. En el experimento han usado muestras reales del patógeno: los resultados arrojan que el coronavirus permanece en los aerosoles -partículas en suspensión en el aire- hasta tres horas, cuatro horas en el cobre -presente en las monedas-, un día entero en el cartón y hasta dos o tres días en el plástico y el acero inoxidable. 

Consejos prácticos para desinfectar tu casa ante el coronavirus

Así se confirma la estabilidad del virus, confirmando que las personas pueden infectarse tanto tocando objetos contaminados como a través del aire.  Los científicos de los NIH, en las instalaciones del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en Montana, compararon cómo el ambiente afecta a SARS-CoV-2 en relación a su antecesor el SARS-CoV-1, causante del SARS, empleando muestras de los dos tipos. La estabilidad entre ambos es muy similar, aunque COVID-19 se ha transformado en una pandemia global de proporciones mucho mayores a su pariente de 2003.

El SARS-CoV-1 comparte también su lugar de nacimiento: China, desde el que se propagó infectando a más de 8.000 personas entre 2002 y 2003. En 2004 fue erradicado gracias al seguimiento intensivo de contactos y a las medidas de aislamiento de los infectados por el virus. Una de las razones por las que hay más casos de SARS-CoV-2 es que muchas personas asintomáticas o infectadas sin conocimiento pueden estar propagando el virus.

Otra diferencia es que gran parte de los casos secundarios de transmisión en la actualidad suceden en ambientes comunitarios y no sanitarios. También en los hospitales la estabilidad en materiales y partículas del aire propicia su transmisión.

Recuerda quedarte en casa, evitar contacto con personas infectadas, no tocarte la cara, toser y estornudar en el codo, extremar la higiene y desinfectar las superficies y los objetos que manipulas con frecuencia. Puedes acceder al estudio completo en el siguiente enlace.

Fuente | Agencia SINC

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.