Innovación

Los europeos prefieren los envases de bioplástico aunque sean más caros

Los europeos prefieren los envases de bioplástico aunque sean más caros

CIRC-PACK, un proyecto subvencionado por la UE que agrupa a 22 participantes de toda la cadena de valor de plástico ha desarrollado un prototipo de envase de bioplástico hecho con material orgánico reciclado y compostable, que ha triunfado entre los consumidores.

El reloj corre en nuestra contra para expulsar el plástico tradicional de nuestra vida, un material que arrasa por donde pasa y no precisamente en el buen sentido, sino asolando ecosistemas, envenenando animales o contaminando el agua. En definitiva, asfixiando la vida de nuestro planeta. En el afán por encontrar soluciones alternativas, proyectos como CIRC-PACK abogan por el desarrollo de nuevos prototipos.

Esta iniciativa ha creado un envase de bioplástico hecho con material orgánico reciclado y compostable. En concreto, se ha elaborado con residuos de celulosa de pañales, compresas y absorbentes que, mediante diferentes procesos de separación y fermentación y en combinación con aditivos renovables, dan lugar a los bioplásticos, ingredientes incorporados a la economía circular. Un material necesario si tenemos en cuenta que cada europeo tira unos 14 kilos de plástico a la basura y que en el Viejo Continente se generan 49 millones de toneladas de plástico al año.

Los 7 inventos más importantes para combatir el cambio climático

Para ahondar en torno a la aceptación del bioplástico, la OCU llevó a cabo un test de envase, un estudio de mercado con consumidores que in situ probaban y daban su opinión sobre los bioenvases sin saber que estaban hechos con material orgánico, comparándolos con los envases de plástico tradicional. La prueba se realizó en Madrid, Lisboa, Milán, Bruselas, Rijeka (Croacia) y Kartal (Turquía), con 30 personas en cada ciudad representativas por género y edad, aquellas que además toman habitualmente as decisiones de compra en sus hogares.

Se evaluaron los siguientes siete productos: una bandeja para productos frescos, una cápsula para café, un bote de champú, una bolsa de un solo uso, una bolsa reutilizable, una caja de detergente y un paquete de compresas. Tras apreciar la alternativa tradicional y la orgánica, los consumidores evaluaron factores como el aspecto visual, la resistencia, la capacidad de compresión, la comodidad de manejo, el contenedor al que desechar y otros atributos específicos, como el olor que desprenden las bolsas.

La acogida fue muy positiva, puesto que casi todos los usuarios se decantaban por los envases de bioplástico en casi todos los aspectos, o tendrían la misma aceptación que los envases actuales. Además, 3 de cada 4 consumidores compraría los bioenvases aunque costaran hasta un 20% más, un porcentaje que desciende ante la comparativa con precios más elevados. Ahota, solamente queda esperar a su fabricación a gran escala y su llegada al mercado.

Imagen | OCU

Fuente | OCU

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.