Innovación

Microsoft quiere convertirte en un chatbot post mortem estilo Black Mirror

chatbot microsoft muerte

Efectivamente, suena a episodio de Black Mirror. ¿Chaterías con el bot conversacional de un amigo o familiar fallecido? Microsoft estaría trabajando en un proyecto de dichas características, tal y como apunta su última patente.

La relación entre muerte y tecnología es tan interesante como compleja y cargada de intrincados debates éticos: la innovación permitió sin ir más lejos que una madre surcoreana pudiese reunirse con su hija muerta gracias a la realidad virtual o que hayan surgido iniciativas como el de un CEO que seguirá trabajando desde el Más Allá gracias a un curioso -y en cierta medida, espeluznante- proyecto de eternidad aumentada.

Ahora, Microsoft podría querer convertirte en un chatbot estilo Black Mirror después de la muerte, según revela su última patente depostada en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. Se trata de una presentación titulada ‘Creación de un bot de chat conversacional de una persona específica’ y como han indicado entuasiasttas analistas, podría tratarse de un chatbot inteligente basado en un amigo o familiar fallecido. La IA facilitaría una conversación por chat entre el vivo y el muerto.

7 alternativas que te permitirán tener un funeral ecológico

La idea refleja la trama del episodio de ‘Black Mirror’ “Vuelvo enseguida”, en el que una viuda comienza a charlar con una versión robot de su difunto esposo a través de un servicio proporcionado por una firma tecnológica ficticia. La trama distópica podría hacerse realidad si este proyecto se modela finalmente, aunque existe todavía un importante vacío en la regulación de los datos post mortem. La falta de legislación al respecto permitiría que cualquier usuario recopile los datos de una persona fallecida y cree un chatbot con la ayuda de una compañía tecnológica sin el consentimiento previo de la persona.

Por el momento hay en el aire muchas preguntas y muy pocas respuestas: puede que las empresas pidan el consentimiento en vida para hacer versiones digitales de los seres humanos tras su muerte. Además, cabe estudiar las implicaciones psicológicas de servicios como este, que podrían resultar más contraproducentes que reconfortantes. No se sabe aún si la idea de Microsoft permitirá resucitar a seres vivos para un rato de chat o descansará en paz en el limbo de los proyectos sin finiquitar de la firma tecnológica.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.