Innovación

La neurociencia podría predecir tus decisiones con 11 segundos de antelación

La neurociencia podría predecir tus decisiones con 11 segundos de antelación

¿Es posible predecir nuestras elecciones? Un nuevo estudio científico publicado esta semana pone de manifiesto el potencial de la neurociencia para predecir la toma de decisiones y detectar el rastro inconsciente de los pensamientos.

La neurociencia es capaz de desenterrar algunos secretos y claves ocultos en la compleja bruma de nuestra mente, sobre la que pesan millones de incógnitas relacionadas con la memoria, los sueños, la conciencia o el deterioro cognitivo. En torno a la toma humana de decisiones han surgido importantes novedades: un reciente estudio publicado en Scientific Reports detalla un caso en el que investigadores australianos hicieron que los participantes imaginaran una de dos imágenes distintas y luego, al monitorear la actividad cerebral, pudieron predecir qué imagen elegiría cada participante y cuán vívidamente lo estaban imaginando en su mente.

Los catorce participantes del estudio fueron sometidos a la inspección de una máquina de resonancia magnética funcional, a los cuales se les mostraron dos patrones distintos, uno con rayas horizontales rojas y otro con rayas verticales verdes. Tenían hasta 20 segundos para decidir entre uno u otro diseño, después de lo cual presionaron un botón para indicar su elección y se les indicó que imaginasen la imagen de forma tan vívida como pudieran.

¿Debemos fiarnos de nuestros presentimientos? Esto dice la neurociencia

Al monitorear la actividad cerebral durante el proceso de selección, los investigadores pudieron ver signos que indican qué imagen seleccionaría una persona en cuatro áreas distintas del cerebro. Al observar estos signos, los investigadores fueron capaces de predecir la elección de una persona hasta 11 segundos antes de que se hiciera la elección.

Explorar este tiempo entre las decisiones tomadas y las decisiones pensadas podría conducir a nuevos conocimientos sobre cómo funcionan nuestras mentes. Puede ser que los meros milisegundos entre un pensamiento y una acción sean suficientes para que podamos dominar los impulsos inconscientes en favor de una acción más intencional.

“Creemos que cuando nos enfrentamos a la elección entre dos o más opciones sobre qué pensar, “Ya hay rastros inconscientes de los pensamientos, un poco como alucinaciones inconscientes”, afirmó el autor principal Joel Pearson, profesor de neurociencia cognitiva en la Universidad de Gales del Sur en Australia, en un comunicado.

“A medida que se toma la decisión de qué pensar, las áreas ejecutivas del cerebro eligen el rastro del pensamiento que es más fuerte. En otras palabras, si alguna actividad cerebral preexistente coincide con una de sus opciones, entonces su cerebro tendrá más probabilidades de elegir esa opción a medida que se vea impulsado por la actividad cerebral preexistente”, recoge Futurism.

Esta investigación no se trata de la primera vez que podemos predecir la elección de alguien. Como indican desde Quartz, estudios similares han sido capaces de producir resultados similares que llevan a predicciones de cuatro segundos y 10 segundos antes de que se realicen las elecciones.

Una mayor comprensión de nuestros procesos de pensamiento podría ayudar a desarrollar nuevas formas de comunicación, como la comunicación de cerebro a cerebro similar a la telepatía o películas personalizadas que responden a los patrones de ondas cerebrales, además de innovadoras tecnologías que facilitasen la expresión de pensamientos de personas aquejadas por diferentes enfermedades. 

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.