Detectar falsificaciones de arte es cada vez más complicado en una labor realizada por profesionales amparándose en tecnología que puede ayudarnos a conservar esas pinturas verídicas y descartar aquellas imitaciones que no hacen nada bien a la cultura.

La tecnología tiene también mucho aquí que decir, y una pareja de Massachusetts ha sido capaz de entrenar una red neuronal para detectar la diferencia entre las pinturas al óleo reales del pintor holandés Rembrandt del siglo XVII y las ingeniosas imitaciones.

Muchas de las 611 pinturas atribuidas a Rembrandt son imitaciones, copias y falsificaciones. Gracias a inteligencias artificiales como la que te vamos a hablar a continuación, podremos separar las auténticas de las falsificaciones.

Cómo la Galería de los Uffizi usa el Big Data para que no hagas cola

Steven y Andrea Frank han sido capaces de entrenar una red neuronal convolucional, que es una inteligencia artificial comúnmente utilizada en los algoritmos de reconocimiento de imágenes. Para ello la mostraron cientos de trabajos de Rembrandt y falsificaciones conocidas. En lugar de alimentar a la IA con escaneos completos de pinturas, los dividieron en mosaicos mucho más pequeños, 13.000 en total.

Los resultados iniciales han sido prometedores, dado que esta inteligencia artificial ha podido diferenciar las obras reales de las falsificaciones con una tasa de éxito del 90,4%.

Eso sí, la inteligencia artificial todavía necesita de mejoras, y es que sus creadores consideran que “si realmente quieres ver qué diferencia a Rembrandt, tienes que mirar una pieza más grande del lienzo y un mayor nivel de composición”.