Innovación

Diseñan una tecnología que carga drones en tan solo cinco minutos

dron

La corta duración de la batería y por tanto, la escasa autonomía, es la problemática que más salpica a la mejora de los drones. Ahora, una puntera tecnología israelí podría contribuir a optimizar su uso, ya que promete cargarlos del todo en tan solo cinco minutos.

Además de la huella de carbono o el gasto energético que implican, la corta duración de la batería de los drones y su pertinente tiempo de recarga dificultan su uso en algunos lugares remotos o para expediciones y repartos logísticos de duración más larga. Pero casi todo en esta vida tiene solución, y una startup israelí ha desarrollado una avanzada tecnología que permite una recarga completa para estos aparatos voladores en solo cinco minutos. 

La mayor parte de los drones vuelan durante media hora y requieren entre una y dos horas para recargarse del todo. La tecnología Flashbattery de la firma StoreDot tiene todas las papeletas para cambiar las reglas del juego, y tal y como explica su CEO, Doron Myersdorf, “gastar mucho más tiempo de vuelo en misiones reales, ampliando enormemente su alcance, en lugar de tener que regresar a la base para cambiar su batería”.

La tecnología UFC o de carga ultrarrápida también permitirá a los usuarios de drones expandir sus operaciones a regiones a las que antes no podían acceder, con fines desde humanitarios a medioambientales, médicos, logísticos o comerciales. Los nuevos desarrollos ampliarán el movimiento, incrementando de forma significativa la eficiencia operativa y la rentabilidad, haciendo el uso de drones más atractivo y factible para múltiples compañías y proyectos. 

Un dron estudia con éxito un peligroso volcán activo en Guatemala

Las tecnologías pioneras ultrarrápidas de StoreDot han traído premios a la startup, que ha recibido el galardón 2020 Bloomberg New Energy Finance (BNEF) Pioneers Winner. La tecnología para la batería es de iones de litio de nueva generación, y puede recargar un vehículo eléctrico en cinco minutos. Su creación se remonta tres años atrás.

¿Y cómo se consigue este espectacular resultado, más veloz y ecológico? Las baterías Flash consisten en moléculas peptídicas sintetizadas químicamente conocidas como nanodots. Estos nanodots se transforman en un electrodo multifunción que ofrece una carga súper rápida de estilo supercondensador con una descarga lenta.

Los materiales también importan: la batería avanzada se compone de materias primas bio-orgánicas que son ecológicas, naturalmente abundantes y bastante baratas. Una combinación que se aproxima mucho a la fórmula del éxito.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.