Fintech

Prueba este sencillo truco mental para ahorrar más dinero

21 maneras de ganar dinero sin hacer (casi) nada

¿Te imaginas jubilarte antes de los 30 años? Para la millonaria J.P. Livingston fue posible, y achaca gran parte de su éxito a este truco mental para ahorrar.

J.P. Livingston trabajó tan solo 7 años antes de dejar su empleo y jubilarse a los 28 años con 2,25 millones de dólares en la cuenta. Actualmente se dedica a compartir sus hábitos financieros en un blog llamado ‘The Money Habit‘.

Si bien es cierto que Livingston ganaba un salario muy alto, sus métodos de ahorro también le permitieron alcanzar una independencia financiera que algunos nunca llegan a conocer.

Como explica la actual millonaria, es importante mantener un registro muy controlado de tus gastos, además de automatizar el ahorro. No obstante, lo que realmente marcó una diferencia fue cambiar la manera en la que percibía sus compras.

Cuando tenía que decidir si adquirir un bien o no Livingston no valoraba su precio en dólares, sino en tiempo. Es decir, en vez de pensar que un iPhone iba a costar 900 euros, pensaba que le iba a costar 60 horas de trabajo, o una semana o media de su vida. Después de calcular cuánto le costaría un producto en unidades de tiempo, decidía si merecía o no la pena.

Es genial para grandes compras“, explica Livingston a CNBC. “Comprar una casa con una habitación extra o con una reforma más lujosa puede costarte 50.000 o 100.000 dólares. ¿Te merece la pena trabajar 3 años más para ello?“, planeaba.

Livingston aprendió el truco para ahorrar del libro ‘La Bolsa o la Vida‘, escrito por Vicki Robin y Joe Dominguez, y no es la única millonaria que le debe parte de su éxito a los consejos financieros agrupados en esta obra.

Este es el mayor error financiero que puedes cometer, según expertos

Grant Sabatier es otro millennial que se ha convertido en millonario en un corto periodo de tiempo: concretamente pasó de tener 2 dólares en su cuenta a poseer un millón de dólares en tan solo 5 años.

La premisa del libro es que intercambias tu tiempo por dinero“, explicó a CNBC. “Y cuando empiezas a pensar cuántas horas de tu vida te llevó ahorrar el dinero necesario para comprar algo, realmente empiezas a pensártelo dos veces“.

Calcula cuánto dinero estás ganando cada hora y para futuras compras sustituye el precio del producto o servicio por horas trabajadas. ¿Merece la pena, o preferirías invertir tu esfuerzo en otra cosa?

Te recomendamos

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.