Innovación

Experimentos en laboratorio descubren que enjuagues bucales pueden inactivar el coronavirus

Un experimento descubre que los enjuagues bucales inactivan un tipo de coronavirus

Un estudio realizado en células cultivadas en laboratorio descubre que una variedad de artículos domésticos comunes, incluidos enjuagues bucales, enjuagues nasales e incluso champú para bebés diluido, inactivan una forma de coronavirus humano.

Un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Penn State apunta al enjuague bucal y otros productos por el estilo para inactivar un tipo de coronavirus. La investigación destaca otra vía potencial pero no recomienda el enjuague bucal como bala de plata ni todavía ha probado en persona estos líquidos sobre los coronavirus: los experimentos se llevaron a cabo en el laboratorio usando células humanas cultivadas.

Para el estudio sus responsables utilizaron una forma de coronavirus llamada HCoV-229e, no SARS-CoV-2, el coronavirus específico detrás de la enfermedad COVID-19. Dado que ambos virus son genéticamente similares se aguardan resultados parejos, aunque queda mucha demostración por delante.

El coronavirus puede quedarse en el salmón más de una semana, según un nuevo estudio

Los científicos detrás del estudio quieren profundizar para investigar cómo productos como el enjuague bucal podrían interactuar e inactivar el SARS-CoV-2, debido a la presencia de sustancias químicas que se sabe que alteran membranas virales.El equipo expuso células hepáticas humanas en cultivo con soluciones mezcladas que contenían HCoV ‐ 229e y enjuague bucal, un producto de enjuague nasal o champú para bebés diluido al 1%.

Las pruebas revelaron que todos estos artículos se tornaron efectivos para la inactivación del virus, aunque el alcance de los efectos variaba entre los productos y dependía del tiempo que los productos estaban en contacto con el virus. “Con tiempos de contacto de 1 y 2 minutos, la solución de champú para bebés al 1 por ciento fue capaz de inactivar más del 99 por ciento y más del 99,9 por ciento o más del virus, respectivamente”, escriben los investigadores en el artículo.

En el caso de los enjuagues bucales, muchos de los productos probados inactivaron el 99,99% del virus después de 30 segundos, y cuando los tiempos de incubación aumentaron más que eso (1 y 2 minutos), los investigadores no pudieron detectar ningún virus infeccioso restante en las células.

Los hallazgos respaldan una investigación anterior de Alemania publicada en julio, que también sugirió que la exposición al enjuague bucal podría reducir significativamente la carga viral del coronavirus. Este estudio sí empleó el SARS-CoV-2 en los experimentos, muy similares por el resto al estudio Penn State.

Sin embargo, cabe destacar que ninguno de estos estudios puede garantizar que veamos los mismos resultados en las pruebas con participantes humanos. Por lo pronto, se necesitan analizar ensayos clínicos para evaluar si productos como el enjuague bucal también pueden reducir la carga viral en pacientes positivos de COVID-19.

“Se necesitan ensayos clínicos para determinar si estos productos pueden reducir la cantidad de virus que los pacientes COVID positivos o aquellos con ocupaciones de alto riesgo pueden propagarse al hablar, toser o estornudar”, dice el microbiólogo Craig Meyers, primer autor del estudio. “Incluso si el uso de estas soluciones pudiera reducir la transmisión en un 50 por ciento, tendría un impacto importante”, destaca.

Los hallazgos se publican en Journal of Medical Virology.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.