Innovación

Este robot prepara 300 pizzas con ingredientes personalizados por hora

Este robot prepara 300 pizzas con ingredientes personalizados por hora

Los asistentes al CES 2020 celebrado en Las Vegas durante la semana pasada pudieron degustar una pizza elaborada por un robot de la startup Picnic, capaz de preparar hasta 300 por hora con la ayuda inestimable de la Inteligencia Artificial.

No es la primera ocasión en la que destacamos la alianza fabulosa entre máquinas inteligentes, algoritmos y restaurantes. Por TICbeat han desfilado Bruno, el habilidoso autómata de Zume Pizza, el proyecto de Momentum Machine, capaz de hacer 400 hamburguesas por hora o Creator, el restaurante en el que una máquina tarda tan solo cinco minutos en preparar una hamburguesa gourmet.

Ahora, los asistentes a la feria de innovación más famosa del planeta, han tenido ocasión de degustar pizzas preparadas por el robot de la compañía Picnic, encargada de demostrar a todos los asistentes al Centro de Convenciones de Las Vegas lo eficiente y sabroso de este plato italiano cocinado con Inteligencia Artificial.

La startup con sede en Seattle está especializada en el diseño de soluciones de producción de alimentos utilizando la solución Robotics-as-a-Service. Cada una de las celdas robóticas pueden hacer cada hora hasta 300 pizzas de 12 pulgadas, todas ellas con ingredientes personalizados. Clayton Wood, CEO de la compañía explicó a Interesting Engineering que el robot “ya se usa en entornos reales y seguirá aumentando sus capacidades como se verá a través de la entrega de producción de alimentos de personalización masiva de Picnic y la pizza de gran sabor proporcionada a los asistentes al CES”.

Así es Spyce, el primer restaurante robotizado de comida sana del mundo

En la feria se mostró su colaboración con el proveedor de alimentos Centerplate, socio que sirvió las pizzas a los asistentes. La máquina funciona así; el modulo lee el tamaño, la forma y la ubicación de la masa estirada, aplicando las coberturas y cuando un cliente se acerca a la máquina, selecciona los ingredientes y las personalizaciones que desea en su pizza. La información alimenta a la IA de la máquina que determina con precisión cómo se debe hacer esa pizza.

El sistema es lo suficientemente pequeño como para caber en cualquier cocina comercial sin ninguna modificación. Los módulos base son portátiles y también caben en foodtrucks, ampliando el abanico de posibilidades culinarias y comerciales. Además, su capacidad permite producir alimentos para miles de personas.

En cuanto al temor existente ante la sustitución de trabajos por parte de robots, no se espera que este fabricante de pizzas robótico sustituya empleados: se estima que hay 800.000 vacantes en servicios relacionados con la alimentación, un número que se duplicará en la próxima década. Eso sí, las compañías que adopten uno de ellos podrán constatar rápidos beneficios económicos, ya que también será posible rastrear con precisión la cantidad exacta de ingredientes que se han utilizado y la cantidad que se usa por pizza.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.