Innovación

Este laboratorio permite teletransportarse con realidad aumentada para diseñar robots

Este laboratorio permite teletransportarse con realidad aumentada para diseñar robots

Un laboratorio creado en la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo es el primero del mundo que usa la realidad aumentada para diseñar tecnologías robóticas de teleasistencia a personas vulnerables que viven solas.

Numerosas tecnologías se alían para crear robots que contribuyan a paliar problemas surgidos a raíz de la crisis de coronavirus, como la soledad y el aislamiento. Realidad aumentada, Inteligencia Artificial, automatización y herramientas remotas facilitarán que investigadores de todas partes puedan “teletransportarse” a este puntero laboratorio creado en la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo.

Sus creadores confían en que es el primero del mundo en estudiar la asistencia robótica de forma remota. En concreto, se diseñarán autómatas para facilitar la independencia de personas con problemas físicos y mentales, ya que la COVID-19 actúa como barrera para muchos profesionales de carne y hueso. El principal propósito del proyecto es que nazca una tecnología asequible que pueda apoyar la atención de las personas vulnerables aisladas del contacto humano.

El Laboratorio de Vida Asistida Ambiental (OpenAAL), dirigido por Mauro Dragone, estará disponible para investigadores de todo el Reino Unido pero a largo plazo, se espera que esté abierto en todo el mundo.

7 cursos online para aprender robótica gratis

Los científicos podrán utilizar la Realidad Aumentada para “teletransportarse al laboratorio”, contribuyendo “a diseñar conjuntamente nuevas tecnologías”. Las aplicaciones robóticas podrían ayudar a más de 100.000 personas en Reino Unido que viven solas con demencia, condiciones de morbilidad múltiple, discapacidad física o intelectual o problemas de salud mental.

El enfoque es mucho más amplio que el hecho de crear robots inteligentes y cariñosos: involucrará a expertos en microsistemas, sensores inalámbricos, antenas, microondas y sistemas integrados, procesamiento de señales, ciencia de datos, aprendizaje automático, Internet de las cosas, IA e interacción humano-computadora.

Los signos vitales de personas vulnerables podrán ser monitorizados gracias a robots y sensores, así como detectar patrones en su comportamiento, brindar asistencia social y física y mejorar su comunicación y sus conexiones sociales. Esas personas vulnerables podrán recibir visitas virtuales de amigos y familiares, así como recibir apoyo por parte de mascotas robóticas para superar su aislamiento.

Fuente | BBC

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.