Innovación

Ensalada sideral: la primera lechuga en el espacio es tan rica y sana como la terrestre

Ensalada sideral: cultivan con éxito la primera lechuga en el espacio

Las lechugas cultivadas en el espacio son igual de deliciosas que las que plantamos en la tierra de nuestro planeta, además de igual de nutritivas, según revela una investigación reciente.

Las ensaladas para los astronautas podrán ser cultivadas en el espacio. Según un estudio publicado en la revista Frontiers in Plant Science, la lechuga cultivada en el espacio no solo es deliciosa, sino que presenta las mismas cualidades nutricionales que las lechugas cultivadas en la tierra.

“La capacidad de producir alimentos frescos y seguros para complementar los alimentos envasados ​​de los astronautas en el espacio ha sido un objetivo importante para la NASA”, apunta la publicación.

Tras un examen exhaustivo de la lechuga cultivada a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), los investigadores concluyeron que apenas mostró diferencias en comparación con la lechuga cultivada en la Tierra, excepto por cambios insignificantes en el contenido de ciertos metales, incluyendo hierro, potasio y zinc.

Cómo se podrán cultivar verduras en el espacio gracias a las luces LED

Los astronautas cultivaron lechuga en la EEI entre 2014 y 2016. Un control de la NASA en la Tierra reprodujo las condiciones exactas para realizar más tarde la comparativa, con resultados alentadores. Ambas lechugas eran prácticamente idénticas, incluso en las comunidades microbianas que se encuentran en las plantas. 

Aunque se espera progresar en el cultivo espacial de otras sanas y deliciosas hortalizas, la lechuga es mucho más fácil que otras verduras. “Los tomates y los pimientos, que esperamos cultivar este año y el próximo, necesitarán condiciones de cultivo similares”, dijo a Astronomy la autora principal e investigadora del Centro Espacial Kennedy, Christina Khodadad.

El principal inconveniente es su tiempo de crecimiento: mientras que la lechuga está lista en 28 días, tomates o pimientos podrían tardar 80, precisando más recursos para que formen pronto parte de las ensaladas espaciales.

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.