Innovación

Así es el biocombustible español que funciona con caca humana

Así es el biocombustible español que funciona con caca humana

Te hablamos del proyecto All-Gas desarrollado por FCC Aqualia en colaboración con científicos de la Universidad de Cádiz: se trata de un combustible ecológico elaborado a base de excrementos humanos.

Técnicamente esta técnica se basa en un proceso que transforma las agua fecales en combustible ecológico. Para que todos nos entendamos son coches que funcionan con caca.

Sí, sí, con caca… con caca humana.

Si el reto es crear vehículos que no emitan no un solo gramo de dióxido de carbono mientras circulan y que se abastezcan de un combustible cuya fuente sea inagotable, en Cádiz tienen la solución definitiva.

El proceso comienza al tirar de la cadena del wáter

Aunque todo esto pueda sonar a fake new, te aseguro que no lo es.

Detrás de este curioso proyecto que han llamado All-Gas, está FCC Aqualia que ha trabajado en su desarrollo en colaboración con científicos de la Universidad de Cádiz, Almería, Holanda y Reino Unido. Como base de operaciones eligieron Chiclana (en Cádiz), una localidad de 80.000 habitantes que son los que, cada vez que tiran de la cadena del wáter, ponen en marcha el proceso.

En Chiclana está también está la gasolinera en la que se puede repostar el biogás que se obtiene a partir de excrementos humanos.

Coche que funciona con caca

En la imagen, el Comisario Europeo Miguel Arias Cañete, reposta en Chiclana uno de los coches que funcionan con caca

Así se obtiene combustible de la caca humana

El proceso por el que los excrementos humanos (los de los 80.000 habitantes de Chiclana y los turistas que pasan por la localidad, para ser exactos) se convierten en combustible para coches se puede resumir en cinco pasos:

  1. La planta de aguas residuales de FCC Aqualia recibe los excrementos. Allí se separan los residuos en sólido (las toallitas, los restos de papel higiénico…) y los que están en líquido
  2. Los residuos líquidos se mezclan con microalgas y bacterias en dos enormes piscinas. De ahí se obtiene agua depurada y biomasa
    Coches que funcionan con caca
  3. La biomasa obtenida pasa al digestor, un tanque de grandes dimensiones donde la mezcla se fermenta a 35 grados. Aquí es donde se consigue que la mezcla pase a estado gaseoso y se convierta en biogás, que se almacena en el gasómetro a temperatura ambiente
  4. Para que el biogás cumpla las normas medioambientales europeas pasa por la planta purificadora
  5. El último paso lleva el biogás al surtidor. De momento solo hay un punto de repostaje en Chiclana

En Chiclana, ocho coches municipales funcionan con biogás

Para demostrar la viabilidad de su proyecto, FCC Aqualia cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Chiclana. Actualmente un total de ocho vehículos municipales hacen sus recorridos y labores diarios propulsados únicamente por el biogás que obtienen del surtido ubicado en el lateral de la planta de aguas residuales El Torno.

No lo hacen gratis, pero sí es mucho más barato que echar gasoil o gasolina: el biogás cuesta tres veces menos que el diésel. Los estudios afirman que este compuesta emite hasta un 80% menos de NOX y un 20% menos de dióxido de carbono. Es decir, si tuviesen etiqueta medioambiental de la DGT, les correspondería la ECO.

Y la respuesta a la pregunta que te estás planteando es “no”. El biogás obtenido a partir de caca humana no huele.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.