Innovación

Hace 90 millones de años la Antártida era una selva pantanosa

Hace 90 millones de años la Antártida era una selva pantanosa

Aunque sea difícil de imaginar, hace 90 millones de años la Antártida era una selva pantanosa y con temperaturas templadas. Un equipo internacional lo ha cncluido tras recuperar y analizar una muestra de suelo de por aquel entonces.

No es una broma: en tiempos remotos la Antártida tenía vegetación abundante, clima templado y un suelo pantanoso. Este descubrimiento sorprendente fue revelado por un grupo de investigadores que estudiaron un núcleo de sedimentos perforado desde las profundidades del fondo del océano, en el mar de Amundsen, en la costa oeste de la Antártida. En una sección había un fragmento de suelo forestal extremadamente bien conservado.

Según el estudio, durante el pico de la Era de los Dinosaurios, la Antártida Occidental estaba cubierta de vegetación densa, ríos y pantanos. La temperatura del aire promedio anual fue de alrededor de 12 ° C, y durante el verano ese promedio subió a unos agradables 19 ° C (66.2 ° F). Las cantidades e intensidad de la lluvia fueron similares a las tierras bajas de lugares como Gales en la actualidad.

La coloración inusual de la capa de sedimento fue el dato que llamó la atención de los científicos, tal y como explicó Johann Klages, primer autor del estudio. “Además, los primeros análisis indicaron que, a una profundidad de 27 a 30 metros debajo del fondo del océano, habíamos encontrado una capa originalmente formada en tierra, no en el mar”.

Cuando estudiaron esta capa con tomografías computarizadas de rayos X, apareció una muestra notablemente intacta de un antiguo suelo de bosque, cubierto de limo y arcilla de grano fino, con estructuras celulares individuales visibles. También se hallaron polen y esporas de plantas, incluida la primera evidencia de plantas con flores en la Antártida. El dato más alucinante incluye raíces de árboles que se abrían paso por toda la muestra. 

¿Por qué el hielo de la Antártida se ha vuelto de color rojo?

“Los numerosos restos de plantas indican que hace 93 a 83 millones de años la costa de la Antártida Occidental era un paisaje pantanoso en el que crecían las selvas templadas, similares a los bosques que todavía se pueden encontrar, por ejemplo, en la Isla Sur de Nueva Zelanda”, dice Ulrich Salzmann , coautor del estudio.

A partir de la imagen de cómo las plantas cubrían la Antártida Occidental del Cretácico Medio, el equipo calculó cómo era el clima en el área en ese momento. Junto con los supuestos basados ​​en las condiciones en las que crecen plantas similares ahora, el equipo buscó indicadores de temperatura y lluvia en el suelo. Los investigadores incluyeron los parámetros obtenidos en un modelo climático para ver qué condiciones se necesitaban para mantener ese tipo de temperatura y precipitación tan agradables.

Según sus cálculos, todo el continente antártico debe haber estado cubierto de vegetación, no tenía que haber capas de hielo, y la concentración de dióxido de carbono tenía que ser mucho más alta de lo que se pensaba en ese momento.

“Antes de nuestro estudio, la suposición general era que la concentración global de dióxido de carbono en el Cretácico era de aproximadamente 1,000 partes por millón”, dice Gerrit Lohmann, coautor del estudio. “En nuestros experimentos basados ​​en modelos, se necesitaron niveles de concentración de 1.120 a 1.680 ppm para alcanzar las temperaturas promedio en la Antártida”.

Gracias a esta muestra y posterior análisis podrá estudiarse cómo se enfrío el clima o reevaluar los modelos climáticos establecidos de la era del Cretácico. La investigación completa ha sido publicada en la revista Nature.

Fuente | New Atlas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.