Si eres uno de los millones de trabajadores afectados por un ERTE, es más que probable que todavía no hayas cobrado la prestación del mes de marzo. Debido a la gran cantidad de empresas que se han acogido al expediente de regulación temporal desde que empezó el confinamiento, el servicio se encuentra saturado y no funciona correctamente.

Según La Vanguardia, en abril se han pagado 400.000 presetaciones de desempleo más que en marzo, pero el número de afectados por un ERTE es cercano a los 3 millones. Es decir, la mayoría de trabajadores a los que han aplicado un ERTE no han llegado a cobrar el paro.

Los ingresos se deberían haber producido a partir del día 10 de abril, tal y como se hace de forma habitual con el subsidio de desempleo. Sin embargo, no se espera que el pago llegue a ejecutarse hasta el mes de mayo.

Las medidas del Gobierno dejan en la estacada a miles de autónomos

Economía Digital explica que la intención del Gobierno es que el plazo se adelante a los primeros días de mayo, en lugar de esperar al día 10. De este modo, el 2 de mayo, primer laborable del mes, los afectados podrían recibir el ingreso en su cuenta.

Según se advierte en el mismo artículo, el Ejecutivo también reconoce que algunos trabajadores tampoco podrán obtener su prestación en el mes de mayo, por lo que en dichos casos la fecha se retrasaría a junio, momento en el que se abonarían las cantidades de marzo, abril y mayo.

Además de la saturación del servicio a la hora de ingresar las prestaciones, algunas empresas han tenido dificultades a la hora tramitar su ERTE. El sistema telemático no funcionaba adecuadamente y los plazos no eran del todo ágiles, cuestión que trató de solucionar el Ministerio de Trabajo.

Ante el retraso en los pagos, la patronal CEOE emitió un comunicado exigiendo “a la mayor celeridad” el abono de las prestaciones a todas las personas afectadas por un ERTE.

*Artículo original publicado or Enrique Fernández en Business Insider