Empresa

Más felices y saludables: el resultado de un proyecto piloto de renta básica en Canadá

renta básica

En los últimos tiempos se han sucedido diversos proyectos piloto de renta básica en diferentes lugares del mundo como Finlandia o la India. Hoy atendemos a los resultados publicados de un reciente caso en la localidad canadiense de Ontario.

Los experimentos de renta básica dividen a expertos y economistas en lo tocante a su efectividad: muchos lo consideran una medida frente al neoliberalismo voraz que conduce a la precariedad y a la desigualdad en nuestras sociedades actuales, así como una interesante llave para enfrentar la automatización de numerosas industrias, mientras que otros la califican de utópico e ineficiente.

Sea como fuere, son varios los lugares que deciden poner en práctica proyectos piloto de ingresos básicos. En el pasado 2017, el gobierno de Ontario, la provincia más poblada de Canadá, inició un experimento de tres años de esta índole, entregando dinero para cubrir las necesidades básicas de unas 4.000 personas. Echando la vista atrás tres años despúes de su aplicación, los datos sugieren que el programa fue un enorme éxito.

Una de las principales conclusiones es que las personas siguieron trabajando, tal y como dijo a CBC el profesor de economía de la Universidad McMaster Wayne Lewchuk, quien formó parte de la investigación. “Muchos de los que continuaron trabajando realmente pudieron pasar a mejores trabajos, trabajos que tenían un salario por hora más alto, que en general tenían mejores condiciones de trabajo, que sentían que eran más seguros”.

La renta básica universal y su aplicación en España

Los resultados arrojan dos importantes datos: según un nuevo informe de investigadores que trabajaron en el proyecto, los participantes se volvieron más felices y saludables. El proyecto, escribieron, tuvo un notorio impacto positivo en el uso de los servicios de salud, que se reducieron tanto en atención general como en la frecuencia de acudir emergencias. Más del 50% de los participantes en el proyecto piloto de renta afirmó consumir menos tabaco, mientras que el 48% redujo su ingesta de alcohol.

“Saber que tenía un propósito y poder hacer un plan gracias a los recursos financieros adicionales es bueno para la salud salud mental”, dijo una mujer anónima de 37 años que recibió la renta básica. De todos modos el Gobierno desechó el programa completo de 150 millones. “Un proyecto de investigación que incluyó a solo 4.000 personas no fue una solución adecuada para una provincia donde casi dos millones de personas viven en la pobreza”, dijo un portavoz del gobierno al CBC. “Estamos enfocados en soluciones para Ontario que sean prácticas y sostenibles”.

Puedes descargar el informe completo sobre el experimento haciendo clic en el siguiente enlace.

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.