Empresa

Cómo medir la inteligencia emocional de alguien por su lenguaje corporal

4 hábitos de lenguaje corporal de las personas con confianza y autoestima

Ser inteligente emocionalmente se muestra con una buena comunicación verbal y corporal. Así se mide la inteligencia emocional de alguien por su lenguaje corporal.

La Inteligencia emocional es muy importante para mejorar nuestra forma de relacionarnos con las personas y poder trabajar en equipo. Para medir la inteligencia emocional de alguien se pueden detectar diversas señales a través de su lenguaje corporal, que nos advertirán de sus facetas emocionales.

Las palabras sirven para comunicarnos, pero los cuerpos transmiten los pensamientos y sentimientos de las personas, que muchas veces no concuerdan con aquello que están diciendo. Por eso es muy importante saber identificar los mensajes corporales que envían las personas sin darse cuenta, así como conseguir que nuestras palabras sean congruentes con nuestros cuerpos para enviar el mensaje que queremos al resto de personas. Estas son siete maneras de medir la inteligencia emocional de alguien con su lenguaje corporal:

  1. Descifrando un apretón de manos: Los apretones de manos son muy importantes, en especial la firmeza de los mismos. Un apretón de manos flojo y débil puede entenderse como falta de confianza e interés, pero un apretón demasiado fuerte puede denotar que esa persona es agresiva o necesita ser dominante. Es indispensable encontrar los ojos de la otra persona cuando sea posible.
  2. Dar el espacio apropiado: En cada cultura los espacios entre las personas varían, por eso es importante no situarse ni demasiado cerca ni demasiado lejos de alguien, ya que puede hacer que la otra persona se sienta incómoda. Por el contrario, situarte lejos puede denotar que sientes incomodidad, o que no tienes confianza en tu persona.
  3. Enfrentar al resto directamente: Alejarse de las personas, o no cuadrar nuestros cuerpos cuando hablamos, puede mostrar que nos sentimos incómodos con la situación o que no tenemos interés en la conversación. También puede mandar el mensaje de que no tenemos un compromiso o desconfiamos de la otra persona. Tener los hombros en paralelo y la colocación de los pies es importante. Las personas que tienen inteligencia emocional se inclinan hacia la persona que habla y hacen ver a su interlocutor que están prestando toda su atención.
  4. Lo que dice la postura: Tener una postura recta y firme, tanto en una silla como de pie, denota poder; es decir, muestra que la persona es confiada y tiene autoestima. También muestra que tiene interés por lo que la otra persona está diciendo y valora la conversación. Cuando alguien se encorva indica una falta de interés en lo que la otra persona le está diciendo, o una baja autoestima.
  5. No distraerse: Si una persona está en todo momento mirando el tiempo, o sus dispositivos, muestra poco interés en la conversación. Cuando esto sucede, dan ganas de dejar de hablar y terminar la conversación. Las personas que son emocionalmente inteligentes son conscientes de que estas distracciones envían mensajes negativos y siempre prestan atención para no caer en distracciones externas.
  6. Contacto visual apropiado: La falta de contacto visual puede hacer sospechar que tenemos algo que ocultar, o una falta de interés o confianza. El contacto visual intenso y sostenido también puede verse como una intención de dominación. Las personas con una alta inteligencia emocional mantienen el contacto visual durante unos segundos, luego miran hacia un lado por unos segundos, y mantienen una conversación respetuosa con la otra persona.
  7. Pistas en las expresiones faciales: Una sonrisa natural puede ayudar mucho en cualquier conversación, pero si la sonrisa es forzada puede hacer que la otra persona se cuestione nuestra sinceridad, así que si no tenemos ganas de sonreír lo mejor es tener una expresión neutra. Una expresión muy seria puede hacer que el resto no se sienta cómodo y puede causar hostilidad.

Estos son los 12 componentes de la Inteligencia Emocional

Un lenguaje corporal correcto es determinante para cualquier conversación, y estos malos hábitos pueden desaprenderse siendo más conscientes de ellos, practicando hasta que se vuelven naturales. Así, con estas 7 formas explicadas, es posible medir la inteligencia emocional de alguien por su lenguaje corporal.

Vía | Fast Company

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández