Enfrentarse a una entrevista de trabajo es seguro uno de los momentos más incómodos de nuestra carrera profesional.

Para hacerlo de la mejor manera, lo recomendable es practicar antes las respuestas a posibles preguntas del reclutador. Por supuesto, descansar la noche antes y acudir a la cita relajados y con tiempo suficiente para evitar posibles imprevistos también favorecerá que nos enfrentemos al proceso de selección de la manera más óptima.

Pero las entrevistas de trabajo suponen competir ante un buen número de candidatos muy similares a nosotros en competencias. Lo que hace que cualquier mínimo detalle pueda hacernos perder el empleo.

5 claves para hablar de tus fortalezas y debilidades en una entrevista de trabajo

Por ello, resulta vital trabajar en elementos diferenciadores que nos permitan marcar distancia respecto del resto de aspirantes y mostrarnos como el candidato ideal ante los ojos del reclutador.

En ese escenario aquello que llevamos (o no llevamos) a una entrevista de trabajo puede marcar esa distancia que buscamos.

Basándonos en una selección realizada por el blog de consejos laborales Fairygodboss, hemos recopilado 7 cosas imprescindibles que deberías llevar a una entrevista de trabajo y que te ayudarán a impresionar al reclutador.

Los datos relativos a la entrevista

Una de las peores cosas que puede ocurrir en una entrevista de trabajo es que el candidato llegue tarde o deba telefonear a su contacto para confirmar la fecha o la hora del encuentro.

Para evitar esto, lo más conveniente es siempre acudir a la entrevista con todos los datos relativos al encuentro anotados para poderlos consultar en cualquier momento.

Lo aconsejable, según la web Fairygodbosses hacerlo en un papel, para evitar tener que estar en todo momento abriendo nuestro correo o evitar posibles problemas por fallos de conexión de nuestro móvil.

Varias copias de tu currículum

curriculum cv

Puedes pensar que si ya has facilitado tu currículum a una empresa no necesites mostrárselo de nuevo.  Quizás estés en lo cierto, y durante la entrevista no te lo soliciten, pero si lo hacen y no lo llevas podrías dar una imagen de poco preparado o de despistado.

Y es que como resaltan desde la web Fairygodboss,  llevar copias impresas de tu currículum para los entrevistadores ayudará a que te perciban como un candidato “preparado y de confianza”.

Además, no te quedes en una sola copia y prepara varias impresiones de tu CV.  Como advierte Rachel Loock, coach de trayectoria profesional en la Universidad de Maryland a través del portal Monster, “nunca se sabe con cuántos empleados te vas a reunir”.

Y como hemos dicho antes,  lo esencial en una entrevista de trabajo es reducir cualquier contratiempo que te haga parecer menos preparado.