Empresa

4 países que han aprobado medidas similares a la renta mínima

4 países que han aprobado medidas similares a la renta mínima

Muchos países han aplicado medidas para complementar los salarios de los trabajadores afectados por el coronavirus. Mientras, Canadá, Estados Unidos, Brasil o Singapur han aprobado distintos tipos de ingreso mínimo comparables al que está estudiando el Gobierno español, el de Australia o el de Escocia.

El proyecto de aprobar una renta mínima vital en España, que formaba parte del acuerdo de Gobierno firmado en diciembre entre PSOE y Unidas Podemos, podría hacerse realidad en cuestión de semanas. El texto de pacto señala que esta medida es “un mecanismo general de garantía de renta para familias sin ingresos o con ingresos bajos”, una necesidad que es cada vez más urgente ante el impacto del coronavirus en la economía y el empleo.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha asegurado que el ingreso mínimo vital que está coordinando su departamento con la Vicepresidencia de Asuntos Sociales beneficiará a 1 millón de hogares o 3 millones de personas, según ha señalado en una entrevista en la Cadena Ser. El ministro ha destacado que será una medida permanente, que incluirá itinerarios de inserción laboral y que se aprobará en el Consejo de Ministros “en semanas”.

De este modo, el Gobierno contará con 3 medidas de gasto público para sostener los ingresos de los hogares durante la pandemia de coronavirus. Por un lado, está el permiso retribuido recuperable para los trabajadores no esenciales, mientras que por otra parte, el Servicio Público de Empleo Estatal paga un 70% de las nóminas de los afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sin que consuma su cotización por desempleo.

Cómo es la renta mínima vital que quiere aprobar el Gobierno

Fuera de España, la mayoría de países europeos ya están aplicando algún tipo de subsidio salarial similar al que se aplica a los ERTE o al permiso retribuido, que abarca un 60% de los salarios a los trabajadores afectados por el parón de la actividad en Alemania, un 70% en Irlanda o Francia, un 75% en Dinamarca o hasta un 80% en Italia, país en el que se le otorga un pago de 600 euros durante 3 meses para compensar la caída de sus ingresos.

Mientras, un grupo más reducido de países también está optando por fórmulas similares a la renta mínima vital que está ultimando el Gobierno español. Sin embargo, ese grupo podría seguir creciendo debido al inesperado apoyo que está recibiendo esta medida en los últimos días por parte de organismos como el Foro Económico Mundial y de personalidades como el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, o del Papa Francisco.

A pesar de que el ingreso mínimo vital o la renta mínima universal suelen identificarse con políticas de corte socialdemócrata, los países que han puesto en marcha esta medida para paliar el impacto del coronavirus cuentan con gobernantes de un perfil muy alejado ideológicamente de esas posturas, como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el de EEUU, Donald Trump, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, o el de Singapur, Lee Hsien Loong.

Estas son las medidas para ofrecer una renta mínima que ya han entrado en vigor en todo el mundo:

  • Brasil: el Gobierno de Bolsonaro aprobó el pasado 7 de abril el llamado Programa Emergencial de Manutenção do Emprego e da Renda, que implica la entrega mensual de 600 reais (unos 105 euros) a cada brasileño mayor de 18 años, que puede duplicarse en caso de tratarse de una familia monoparental, incluyendo a las formadas por mayores de edad.
  • Estados Unidos: la Casa Blanca anunció a mediados de abril un programa de estímulos económicos, el mayor de la historia del país, dotado con 2 billones de dólares (sobre 1,84 billones de euros), para afrontar el impacto económico del coronavirus. Además de ayudas para pymes o aerolíneas y de ampliar la cobertura por desempleo, este plan incluye el pago directo de dinero a las familias estadounidenses a través de cheques de 1.200 dólares (unos 1.107 euros) por persona más 500 dólares (sobre 460 euros) por cada hijo menor, con la peculiaridad de que el nombre de Donald Trump figurará en todos ellos.
  • Canadá: el Gobierno de Justin Trudeau ha puesto en marcha el plan Canada Emergency Response Benefit (CERB), que entrega 2.000 dólares canadienses (unos 1.300 euros) al mes a todos los trabajadores esenciales que cobren menos de 2.500 dólares canadienses (alrededor de 1.630 euros) al mes o a aquellos empleados de cualquier sector que cobren menos de 1.000 dólares canadienses (sobre 650 euros), que hayan perdido un empleo temporal o que hayan agotado su prestación de desempleo.
  • Singapur: la pequeña ciudad-Estado ha sido la última en poner en marcha una medida de este calibre, denominada Majulah Universal Basic Income (MUBI), que consiste en entregar a todos sus ciudadanos, incluyendo niños y jubilados, 110 dólares singapureses (unos 71 euros) a la semana durante 12 semanas, aunque el primer ministro Lee no ha descartado ampliarlo si los efectos económicos de la pandemia se prolongan. Para financiar este plan, en lugar de recurrir al gasto público, Singapur elevará un 4,25% el tipo del impuesto sobre ganancias personales, lo que facilitará que las rentas más bajas se beneficien de esta ayuda.

A estos 4 países, podrían unírseles próximamente otros que ya están planteándose implantar un ingreso mínimo para paliar las consecuencias del coronavirus, además de España. En concreto, el Parlamento de Australia está estudiando esta medida como complemento del programa de subsidios salariales, mientras que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha defendido aplicar esa medida a su territorio, después de que el Gobierno británico haya rechazado ponerla en marcha en todo Reino Unido.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider