Educación

Cómo aprender varios idiomas a la vez, según los expertos

Cómo aprender varios idiomas a la vez, según los expertos

Aprender varios idiomas a la vez puede parecer una tarea ardua, pero no imposible. Para facilitarte la tarea y optimizar tu aprendizaje te traemos un abanico de útiles consejos.

Vivimos en una era multicultural y globalizada que demanda cada vez más el conocimiento de varios idiomas a la hora de viajar, apostar por la movilidad laboral -cada vez son más los freelances y nómadas digitales– y tener más competencias en torno a futuras entrevistas de trabajo. En la actualidad, las lenguas más demandadas por las empresas son el inglés, el alemán y el francés.

Los diez idiomas más antiguos del mundo que todavía se usan

Para aprender varios idiomas a la vez tienes numerosos recursos a tu disposición de los que echar mano, desde plataformas online gratis de intercambio como Busuu o Hello Talk a aplicaciones especializadas como Duolingo, Babbel o Memrise, canales de Youtube, blogs y tutoriales especializados, MOOCs y cursos online gratis o páginas web repletas de material formativo digital y gratuito.

Con el propósito de echarte un cable en el terreno práctico y no errar en tu propósito de aprender dos o más idiomas a la vez, no te pierdas la siguiente batería de consejos.

5 consejos para aprender varios idiomas a la vez

  • Si es posible, aprende idiomas de diferentes familias: Si estás aprendiendo catalán e italiano a la vez, o portugués y francés, podrías sufrir el problema de las interferencias lingüísticas, mezclando palabras o gramáticas. Si estás estudiando idiomas de la misma familia, procura usar cada idioma con material muy diferenciado y haciendo descansos entre el estudio de uno y otro. Es recomendable que los idiomas varíen en dificultad -por ejemplo, uno similar a tu idioma materno como otra lengua romance y otro totalmente distinto, como árabe, chino, japonés o coreano.
  • Prioriza uno de los idiomas: Dedicarle más tiempo y atención a uno de los idiomas resulta fundamental, ya que de esta manera podrás establecer varios ritmos distintos de trabajo, dedicarle a uno más experiencias inmersivas -como series, películas, conversaciones con nativos o podcast- y ceñirte a un horario, administrando mejor el tiempo y asignándole más al idioma prioritario -que debe ser aquel que más te urja, que más se aplique a tu ámbito laboral y a tus perspectivas futuras-.
  • Traduce los idiomas entre ellos: Una táctica de aprendizaje activo muy útil se trata de traducir fragmentos de los idiomas entre sí. Puedes trabajar con material como fichas, tarjetas de vocabulario, pasatiempos o juegos interactivos y de memorización, así como jugar a tener una personalidad distinta en cada idioma, trabajando diferentes modalidades de expresión.
  • No te olvides de la diversión: Para no agobiarte, aburrirte o caer en la frustración, agregar una perspectiva divertida al aprendizaje resulta elemental, desde ver programas televisivos famosos en otros idiomas a acudir a charlas, intercambiar conocimientos con otras personas, comprar cómics o devorar novelas de dificultad adaptada a tu nivel.
  • Integra los idiomas en tu rutina cotidiana: Es fundamental la constancia, dedicando al menos quince minutos diarios a cada idioma, llevando apps especializadas en tu móvil, contando con un calendario con hitos y respetando la disciplina de aprendizaje. No olvides tener pequeñas recompensas para celebrar tus avances.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.