Entretenimiento

¿Qué son las noches tropicales y por qué suceden cada vez más a menudo?

¿Qué son las noches tropicales y por qué suceden cada vez más a menudo?

Las noches tropicales, propias del verano en las regiones más cálidas, son cada vez más habituales en España debido a las consecuencias del cambio climatico. ¿Cómo aumentarán y cuáles son sus características?

Dificultades para conciliar el sueño, sábanas empapadas en sudor y un bochorno que parece inyectar cada rincón del aire de tu casa… ¿te suena? Seguramente hayas sido testigo, o más bien víctima, de una noche tropical, cuya incidencia varía mucho según la zona de España en la que vivas, aunque el cambio climático aumentará con creces su incidencia.

El cambio climático está moviendo este restaurante de Italia a Suiza… literalmente

¿Qué son en realidad las noches tropicales? Aunque la definición del término todavía es objeto de debate, desde el meteoglosario de la AEMET apuntan a que este concepto designa aquella noche en la que la temperatura no baja de los 20 ºC. Otro término similar, cada vez más usado, es el de “noche tórrida”, que en este caso alude a las noches cuya temperatura mínima es de 25 ºC o superior.

Número promedio de noches tropicales al año en la Península y Baleares (período de referencia 1971-2000)
Fuente | Aemet

Atendiendo a nuestro país, las Islas Canarias tienen el mayor número de noches tropicales al año, con 92, donde destaca por encima del resto de islas, algo lógico debido a su latitud. Entre ellas sobresale El Hierro, con una media de 128 noches tropicales al año. Las ciudades marítimas del sur como Cádiz, Melilla o Almería, también son pródigas en noches tropicales, con 89, 88 y 83 al año respectivamente. En las Baleares estas también son frecuentes: en Ibiza duermen buena parte del año -79 días- con los termómetros por encima de los 20 grados.

En general, las ciudades mediterráneas tienen bastantes noches tropicales al año: más de 50 en Comunidad Valenciana, Murcia y resto de Andalucía (incluyendo el interior), mientras que en Cataluña la media oscila entre 40 y 50. Madrid suma 30 noches tropicales, seguido de Zaragoza, Cáceres, Toledo o Ciudad Real, que suelen vivir entre 20 y 30 al año.

Las noches tropicales subirán un 30% hasta final de siglo

Con que tengas un poco de memoria, te habrás dado cuenta de que cada vez vivimos más noches tropicales, debido al calentamiento global ligado al cambio climático. España es precisamente una de las zonas más vulnerables de Europa: peligra nuestra biodiversidad, nuestros suelos pueden desertificarse y aumentar problemas como las olas de calor extremas o la sequía.

El pasado comienzo de otoño de 2019 fue extremadamente caluroso, y según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología sobre el cambio climático en España, el número de noches tropicales aumentará un 30% hasta final de siglo, sobre todo al final de la primavera y al principio del otoño. Y es desde hace 75 años hasta hoy, la cifra de noches cálidas se ha multiplicado por cuatro. La causa principal es el cambio climático, ligado a otra también de origen humano: el efecto isla de calor que se produce en las grandes ciudades, impidiendo que el aire circule y haya brisa nocturna.

La OMM avisa que vienen 3 meses con calor anómalo, precipitaciones y ciclones

Atendiendo a los registros, el incremento es lineal y contante y cada vez abarcan una mayor porción del año: en 1950 se producían entre el 30 de junio y el 12 de septiembre (74 días), mientras que hoy ese intervalo transcurre desde el 2 de junio al 6 de octubre (127 días). Según los expertos de Aemet, la expansión produce más hacia la primavera que hacia el otoño. Además, desde 1967 hasta final de siglo tan solo encontramos 4 meses extremadamente cálidos, mientras que en la última década hemos vivido ya 7 episodios de esta categoría.

Para dormir mejor en noches tropicales puedes darte una ducha tibia o fría antes de dormir, utilizar sábanas de algodón, meter los pies un rato antes en agua fría, meter una botella de agua congelada en cama, ventilar en las horas más frescas del día y optar por una cena ligera y fría en lugar de por una copiosa. Y no olvides permanecer adecuadamente hidratado.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.