Entretenimiento

¿Por qué el queso cheddar es de color naranja?

Por qué el cheddar es de color naranja

Si eres una persona curiosa, es probable que al degustar una pizza, comer macarrones con queso o preparar fondue te hayas preguntado por qué demonios el cheddar es de ese característico color naranja. Te sacamos de dudas.

Ya sea más o menos sano según su variedad, procedencia e ingredientes añadidos, el queso es uno de los alimentos más codiciados del mundo. Una de sus variedades más populares a lo largo y ancho del globo se trata del cheddar, que debe su nombre a que era originalmente producido en la villa de Cheddar, en Somerset, Inglaterra, aunque a día de hoy se producen en Reino Unido, Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia (donde se conoce como Tasty cheese), Suecia, Argentina y España. Su sabor se torna más intenso a medida que transcurre el tiempo de curación.

¿Por qué el cheddar es de color naranja? Aunque pareca curioso, tiene mucho que ver con la alimentación de las vacas cuya leche produjo originalmente este producto lácteo. En territorio británico en el siglo XVII el queso cheddar procedía de vacas cuya dieta de hierba era alta en betacaroteno, y que por tanto presentaban un pigmento naranja a su leche. Ese tono llegó a ser un marcador de queso de alta calidad, lo que significaba que los productores de queso de baja calidad y bajo contenido de grasa decidieron sumarse al juego y ganar puntos a nivel comercial añadiendo a sus quesos pigmento de azafrán, caléndula y jugo de zanahoria.

El queso es tan adictivo como una droga, advierte este estudio

La técnica no tardó en trasladarse a Estados Unidos con fabricantes de queso en Wisconsin, Ohio o Indiana, que querían asegurar un color uniforme durante todo el año para sus quesos, algo que de forma natural no acontecía ya que dependía de la alimentación según la estación del año. También buscaban distinguir su producto del queso típicamente blanco hecho en Nueva Inglaterra y Nueva York.

Con el tiempo, esta característica tonalidad naranja se asoció directamente con el queso en sí, lo que explica por qué el queso americano, y también populares snacks como los Cheetos, también son de color naranja.

Hoy en día, el color proviene con mayor frecuencia del achiote o annatto, un colorante alimenticio y condimento hecho de las semillas del árbol de achiote y/o pimentón. Dado que el color no afecta notablemente el sabor o la textura del queso, cada cual puede seleccionar la variedad que se le antoje.

Lo verdaderamente importante, subrayan los expertos, es cuánto tiempo ha envejecido el queso, lo que afecta mucho más al sabor: cuanto más joven es más dulce y suave, y también se derrite más fácilmente, Un cheddar viejo es más duro, ácido y picante. Eso sí, si quieres un gratinado de calidad se recomienda no comprarlo directamente rallado sino rallarlo en casa, ya que esta variedad contiene aditivos para evitar que las hebras de queso se aglomeren.

Fuente | Bon Appetit

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.