Entretenimiento

Irlanda tiene un plan para plantar 440 millones de árboles hasta 2040

Mooc

Irlanda se ha convertido en el segundo país del mundo en declararse en emergencia climática. Como parte de su Plan de Acción Climática el país europeo destinará 8.000 hectáreas a la reforestación de 22 millones de árboles cada año durante las dos próximas décadas.

La reforestación es uno de los pilares -aunque por supuesto, no el único ni mucho menos- dentro de la lucha contra el cambio climático y la reducción de la huella de carbono. Es por ello que numerosos países se encuentran repoblando áreas forestales -como Etiopía o Australia-, incrementando la presencia de zonas verdes en las ciudades o incentivando la planta de árboles, como el caso de Filipinas, cuyos estudiantes deben plantar diez árboles para poder graduarse.

Ahora Irlanda, que se declaraba en emergencia climática junto a Reino Unido el pasado mes de mayo, tiene el ambicioso plan para destinar 8.000 hectáreas a la reforestación de 22 millones de árboles cada año, con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera durante las próximas dos décadas, fundamental para cumplir con el Pacto de París y evitar una subida de dos grados en la temperatura global.

Fragments of extinction, los últimos bosques vírgenes del planeta en tus auriculares

El Plan Climático irlandés también incluye mejorar la eficiencia energética de los hogares e incentivar la penetración de los vehículos eléctricos. En concreto, se mejorarán 50.000 hogares al año, alcanzando el 70% de electricidad renovable para 2030, mientras que la flota de eléctricos se incrementará en 100.000 unidades al año para alcanzar la cifra simbólica de 1 millón de e-coches para el próximo 2030.

Tras varios meses de planificación, los expertos gubernamentales han calculado que se precisan 2.500 coníferas o 3.300 árboles de hoja ancha por cada hectárea reforestada, con una distribución general de alrededor del 70% de los nuevos bosques de coníferas y del 30% de los bosques de hoja ancha. Así, se plantarán 22 millones de árboles cada año durante los próximos veinte años, con el propósito de incrementar la capacidad de captura y almacenamiento de dióxido de carbono en bosques y humedales, sumideros naturales de CO2. Se espera completar un total de 440 millones de árboles para el año 2040.

Para combatir la extrema deforestación a la que está sometido el país se intentará mediante asambleas identificar las necesidades el país, apoyar el plan de repoblación autóctona y persuadir a los agricultores para que cedan terrenos para tal fin.

Fuente | Ecowatch

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.