Entretenimiento

¿Cada cuánto debes cambiar las bayetas y estropajos de cocina?

¿Cada cuánto debes cambiar las bayetas y estropajos de la cocina?

Al igual que nos lo preguntamos con otros elementos de nuestra casa como las toallas o la ropa de cama, ¿cada cuánto tiempo hay que cambiar las bayetas y estropajos de la cocina? Te sacamos de dudas.

El estropajo y las bayetas de la cocina no son eternos, y de hecho, existe una frecuencia idónea para cambiarlos, así como efectivos métodos de desinfección a los que puedes recurrir para evitar problemas de seguridad alimentaria y la proliferación de gérmenes y bacterias.

Como cualquier objeto de la casa, el tiempo que dura un estropajo está intrínsecamente ligado a su uso, y también a su mantenimiento. Pueden durar desde unos días a un par de semanas. Sin embargo, los españoles no nos decantamos por limpiarlos adecuadamente: un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios reveló que el 96% de los estropajos mostraban un grado de higiene deficiente e ineficaz. 

Y no es la única investigación al respecto: un estudio alemán, publicado en Scientific Reports, revela que la mayor parte de estrategias domésticas de desinfección de esponjas de cocina son insuficientes a la hora de acabar con los patógenos dañinos acumulados en ellas.

Los métodos más comunes para limpiar estropajos y bayetas son la lejía, en el microondas, en el lavavajillas, con jabón o detergente y por último, en la lavadora. La frecuencia no es muy elevada que se diga: tan solo un 6% lava la bayeta a diario y un 16% el estropajo, una carta parte lo hace de forma semanal y un tercio de forma quincenal.

Desde la OCU recomiendan un método más ecológico y sencillo, además de eliminar la suciedad y los restos después de cada uso: aclarar la bayeta y el estropajo después de haberlos usado y ponerlos a remojo una vez a la semana durante unos minutos en una mezcla de agua con un 10% de lejía. También es importante observar su deterioro para, a pesar de este procedimiento, cambiarlos cuando estén muy estropeados. Otro punto clave es separar los usos: tener uno para el WC, otro para el inodoro, otro para la encimera, etc… de lo contrario, podrías dedicarte a esparcir gérmenes y bacterias.

Cada cuánto tiempo hay que limpiar el congelador

El catedrático de microbiología de la Universidad de Navarra y autor de Microbiota: los microbios de tu organismo, Ignacio López-Goñi, habla de este tema en su blog y recuerda que, al contrario de lo que podamos pensar, la cocina alberga muchos más microbios que el baño, e insta a cambiar el estropajo de la cocina por uno nuevo cada una o dos semanas. Si cocinas mucho y friegas mucha vajilla podrías tener que desecharlo antes, mientras que si comes fuera la frecuencia podría ampliarse a de mes en mes.

¿Y qué patógenos son los más comunes? Según el citado estudio llevado a cabo por microbiólogos alemanes, se demostró que los estropajos estaban colonizado por 118 géneros bacterianos diferentes. El más importante se trata de las Pseudomonas (68,5%), seguido del grupo Bacteroidetes (26,3%) y Actinobacteria (3,7%). Además, cinco de los diez microorganismos más frecuentes son son bacterias catalogadas como del grupo 2 de biopeligrosidad, potenciales patógenos aunque no supongan un gran peligro: Acinetobacter, Chryseobacterium y Moraxella. El resto eran del grupo 1 de biopeligrosidad, bacterias “ambientales” no patógenas.

La Moraxella osloensis, génerro bacteriano más común -y también detectado en fregadero, puertas de las neveras y hornos- es también la responsable del olor desagradable que desprende la ropa húmeda, además del de las bayetas usadas. Como curiosidad, estos objetos de limpieza registran más de 10.000 millones de bacterias por cm3. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.