Entretenimiento

Se me mueren las plantas: 5 fáciles de cuidar para tener en casa

plantas casa

Si siempre se te mueren las plantas, has tenido que enterrar muchos bonsáis y no atinas a abonar con maestría esas macetas exóticas de la floristería, hoy te contamos qué 5 plantas fáciles de cuidar puedes tener en casa.

Tener plantas en casa es una forma de generar un ambiente más relajado, repleto de buenos olores y propicio para el bienestar. Aunque no purifiquen el aire del modo que nos lo han contado, sí que traen numerosos beneficios para nuestra salud, especialmente para la mental. Eso sí, no todas valen: muchas se mueren por el camino debido a nuestra falta de conocimiento, paciencia, condiciones de luz y humedad o mala suerte.

Por qué cuidar un bonsái es fantástico para tu salud mental

Por ello, hoy repasamos hasta cinco plantas fáciles de tener en casa que no se morirán a la primera de cambio, que requieren cuidados muy sencillos y que alegrarán tu espacio vital.

Milagroso aloe vera

aloe vera

El aloe vera requiere cuidados tan sencillos que prácticamente ni te enterarás de que la tienes. Conocida por sus propiedades curativas -no en vano se ha apodado la planta milagro- y sus carnosas hojas de color verde brillante, únicamente debes preocuparte de tres cosas: un buen drenaje, ya que no soporta el exceso de agua, un sustrato para cactus para poder eliminar el agua y que la tierra no se compacte y la mayor cantidad de luz solar posible. Su temperatura ideal está entre los 17 y los 27 grados. Podrás beneficiarte del preciado gel que se encuentra en el interior de sus hojas, fantástico para tu piel.

La frondosa y selvática costilla de Adán

Se me mueren las plantas: 7 fáciles de cuidar para tener en casa

Popularmente conocida como Costilla de Adán por la forma peculiar de sus hojas, la Monstera se trata de una planta bonita y majestuosa. Prefiere un cuarto luminoso aunque no exponerse directamente a la luz del sol, y también sobrevive en ambientes más lóbregos. Se pondrá muy feliz si la alejas del aire acondicionado y de la calefacción. En climas húmedos solamente la deberás regar una vez a la semana, mientras que si el clima es seco en los meses de calor, dos veces. Soporta bien el frío. ¡No la encharques!

Ficus benjamina, difícil hasta de matar

ficus benjamina

No mentimos al decirte que casi es más complicado matar a un ficus que lograr que sobreviva. De crecimiento rápido y nativa de Malasia y Tainadia, esta planta arbórea estranguladora -no te asustes- necesita un sitio luminoso pero estar a la sombra, temperaturas suaves y riego controlado cada dos o tres días, sin encharcarlo. Agradece mucho que lo pulverices con frecuencia o a diario, especialmente en los meses de verano. Además, destaca su capacidad para “resucitar”.

El agradecidísimo potus

potus

El potus o photos puede sobrevivir prácticamente solo con agua durante muchos meses, aunque resulta fundamental tener en cuenta dos claves: que no reciba luz directa del sol y no pasarte con el exceso de agua. Es preciosa para sitios elevados, ya que sus tallos pueden colgar, o ponerle un tutor como planta elevadora. Brillante, agradecida y de sencillo cuidado, el potus brindará alegría y personalidad a tu hogar.

Siempre nos quedarán los cactus

cactus

Si ni siquiera te atreves con las anteriores, siempre te quedarán los cactus, las plantas de interior más resistentes que te puedes encontrar. Procedentes de desiertos, donde las condiciones son extremas, destacan por sus nulos cuidados. Puedes regarlas de forma mensual o bimensual, sin pasarte nunca con la cantidad de agua. Eso sí, les pirran las zonas soleadas.

Las mentadas suculentas, que apenas precisan agua, el espatifilo, las resistentes aspidistras, las cintas o la lengua de suegra son otras sencillas opciones para que no se te mueran las plantas.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.